¿Cuántos yogures pueden comer los niños al día?

¿Cuántos yogures pueden comer los niños al día?

El yogur tiene un valor nutricional similar a la leche de vaca. Aporta calcio y fósforo, necesarios para el desarrollo adecuado de su cuerpecito. Si bien, estas fuentes también las puede obtener de otros productos ricos en proteínas y lípidos, sin ser de animales.

¿Cuántos yogures pueden comer los niños al día?

Los expertos en pediatría estiman que los niños pueden tomar al día entre dos y cuatro raciones de lácteos al día. Estos pueden ser mediante leche, queso o yogures.

Por lo tanto, esta es la respuesta que estás buscando.

No obstante, debes saber que la lactosa no es un producto asimilable en sí por el organismo, ya que no deberíamos consumir más lácteos que los procedentes de nuestra madre. Por eso mismo, vamos a proporcionarte una lista de alternativas para que puedas darle a tu hijo.

Así seguirá obteniendo todos los nutrientes, proteínas y el calcio necesario, sin repercutir en su evolución futura.

Opta por productos naturales como bebidas vegetales o fruta para que tu pequeño obtenga todos los nutrientes necesarios para su desarrollo.

¿Son recomendables los yogures para bebés o la leche de vaca?

yogurt-con-avena-y-fresas

La leche de vaca puede aumentar la carga renal del bebé, provocando deshidratación, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Además, es pobre en hierro y en ácido linoléico.

Por otra parte, la mayoría de yogures, popitos y otros procesados creados para bebés suelen tener un alto contenido en azúcares. Tanto adultos como pequeños debemos limitar nuestro consumo en azúcar y solamente tomarlo de forma natural, el que contenga la fruta o los cereales.

Así, estaremos sanos durante más tiempo y no repercutiremos en la salud de nuestro cuerpo. Hay que limitar mucho el consumo de harinas refinadas, azúcar y productos procesados.

4 Alternativas naturales a los yogures de leche

Hay un mito muy extendido a lo largo de la sociedad en el que se habla de que la leche de vaca y los yogures derivados de ella tienen una gran cantidad de calcio y proteínas. Por eso mismo, a continuación, vamos a presentarte una serie de alternativas saludables que puedes comenzar a darle a tu pequeño. ¡Vamos a conocerlas!

Avena

Lo cierto es que la bebida de avena (o leche de avena) también contiene una gran cantidad de proteínas vegetales naturales y de calcio. Por lo tanto, el pequeño puede tomar este producto, mucho más natural.

Además, hoy en día se considera una de las fuentes más naturales y saludables para nuestro cuerpo.

Soja

La soja contiene aminoácidos esenciales, necesarios para el crecimiento y una gran fuente de proteínas. Ayuda a reducir el colesterol y es apta para diabéticos.

Encontrarás yogures de soja en cualquier supermercado y, además, hay yogurteras ya especializadas en la producción de este alimento, por lo que podrás hacer más en casa.

Almendra

La bebida de almendra también es otra opción. Incluso puedes hacer en casa tu leche de forma natural triturando las almendras, moliéndolas y mezclándolas con agua. Tiene un sabor sumamente agradable y contiene los azúcares propios de la almendra.

Esta es una de las opciones más naturales en conjunto con la leche de avena.

Arroz

La bebida de arroz es otra fuente natural de proteínas y de calcio. Además, puedes utilizarla para elaborar postres sanos. Contiene un alto contenido en hidratos de carbono y es ideal para las personas que no toleran el gluten.

Recomendaciones adicionales

niño-comiendo-yogurt

Ahora, vamos a comentarte una serie de recomendaciones que es bueno que tengas en cuenta para saber qué darle a tu pequeño en lugar de leche de vaca o yogures derivados.

  • Opta por fruta o yogures derivados de la soja. Es una opción cómoda ya que ambos productos puedes comprarlos directamente sin tener que elaborarlos en casa.
  • Compra una yogurtera que permita crear yogures a partir de uno de soja. De esta forma, ahorrarás dinero a largo plazo y el pequeño siempre los tendrá a su disposición. Además, estarán menos cargados de aditivos y serán más naturales.
  • Lee los ingredientes detenidamente de todas las bebidas vegetales y yogures. De esta forma, te asegurarás de que sus componentes sean los más naturales posibles. Por experiencia personal, sabemos que la bebida de avena suele ser la más natural si contiene solamente avena y agua.
  • No compres productos que tengan como primer ingrediente “azúcar”. El primer ingrediente que aparece es el que mayor cantidad contiene el alimento. Ten cuidado con esto.
  • Elabora tu propia leche de almendras. De esta forma, el pequeño obtendrá una bebida vegetal 100% natural y sabrás en todo momento qué le estás aportando a su organismo.

Por último, recuerda que lo más importante es tu leche materna. Así que trata de dárselo al comienzo o, prolongarla en el tiempo si así lo quieres. Si no puedes, combínala con fórmulas que puedan suplantar tu leche y trata de evitar el consumo de leche animal – biológicamente todos los animales maman la leche única y exclusiva de sus madres.

Esperamos que te haya sido de ayuda este artículo. Si tienes cualquier duda o pregunta, ¡puedes escribirnos!

Te gusto el articulo?
Share on pinterest
Share on Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Raquel Graña

Raquel Graña

Raquel Graña. Psicóloga, sexóloga y coach educativa. Referente en relaciones afectivas saludables (con uno de los mayores canales de YouTube en este ámbito: Íntimas Conexiones)

Dejar un comentario