¿Qué es el Sangrado de Implantación?

Es frecuente escuchar mujeres gravemente confundidas con el hecho de si existe la posibilidad de presentar sangrado a través de genitales, aún estando embarazada. Por lo tanto, el presente artículo trata una de las causas más comúnmente confundidas con el período menstrual, el sangrado de implantación.

¿Qué es el sangrado de implantación?

La cavidad uterina se encuentra revestida por un tejido altamente vascularizado que sufre cambios cíclicos y fisiológicos cada 28-32 días en toda mujer en edad fértil y reproductiva. Dichos cambios están asociados a las concentraciones de diversas hormonas, entre ellas el estrógeno y la progesterona, las cuales ejercen efectos directos sobre el crecimiento de dicho tejido al que se le acredita el nombre de endometrio.

El endometrio, endo (proveniente de interno) metrio (proveniente de matriz, referente al úteo), presenta todos los meses una fase de proliferación (crecimiento) y otra descamativa, la cual coincide con las etapas más y menos fértiles de la mujer, según los cambios que se presentan simultáneamente en el ovarios y las trompas de Falopio, como por ejemplo la ovulación.

Durante  la etapa de menstruación (exteriorizada como sangrado uterino a través de genitales), se produce la descamación del endometrio en vista de que no existen los estímulos hormonales requeridos para que el mismo crezca y se mantenga, lo cual indica que el óvulo liberado durante la ovulación no fue fecundado y por lo tanto no existe embarazo; explicado mediante una comparación metafórica: “no se ha sembrado ninguna semilla, y por lo tanto no se aplica agua a la tierra para que florezca”.

De esta manera, clásicamente las mujeres que presentan pérdida de sangre a través de genitales según la fecha correspondiente de su ciclo, aún luego de exponerse a relaciones sexuales, se consideran sin riesgo de estar embarazadas, sin embargo, este hallazgo presenta diversas variantes.

Posterior a cualquier acto sexual acompañado por eyaculación masculina, existe la posibilidad de fecundación, en decir que un cigoto masculino (espermatozoide) rompa las barreras de un ovocito (célula precursora del óvulo), y a partir de allí se dé inicio a una seria de procesos que desencaderán la formación de un ser vivo.

No obstante, para que dicho óvulo fecundado pueda crecer hasta el punto de convertirse en un embrión, es necesario que primeramente ocurra un proceso denominado implantación, en el cual dicho organismo se direccionará hacia el endometrio que se encuentra en la pared postero superior del útero, con la finalidad de anclarse a la misma para obtener a través de su rica irrigación sanguíneas, los nutrientes necesarios para su desarrollo durante 09 meses de gestación.

Durante dicho proceso, se produce la ruptura de algunos vasos sanguíneos adyacentes, lo cual puede desencadenar un ligero sangrado que descienda hasta los genitales externos, denominado “sangrado por implantación”, resultando semejante al sangrado menstrual, pero a diferencia de ello, indicando que se ha dado inicio a la formación de una nueva vida, es decir que se ha instaurado el embarazo.

¿Cuáles son los signos y síntomas del sangrado de implantación?

 

fecundación del óvulo por espermatozoides

Como su nombre lo indica, el principal síntoma es la presencia de sangrado a través de los genitales externos femeninos algunos días antes o después de la fecha en la cual se esperaba la menstruación (esto sobre todo en aquellas mujeres con un ciclo regular), lo cual causa el primer signo de alarma en la paciente.

A partir de allí, dicha sangre puede presentar algunas características que permitan diferenciarla de la sangre menstrual, por ejemplo: es menos abundante, su color es semejante al cobrizo – amarronado (raramente rojo rutilante), se presenta durante máximo 1-2 días, puede o no estar acompañado de un ligero dolor tipo cólico, no suele contener coágulos sanguíneos.

Un dato importante en relación a este asunto, es que la implantación del embrión suele producirse entre diez y doce días posterior a la fecundación, la cual a su vez ocurre aproximadamente al tercer día del acto sexual, por lo tanto, puedes deducir a través de estos cálculos si el sangrado que presentas, coincide o no con alguna posibilidad de embarazo.

¿Cuál es la diferencia entre sangrado de implantación y período?

El pérdida de sangre por menstruación se produce en una mujer con ciclo regular, cada 28-32 días a partir del primer día del mes anterior, por el contrario, en el caso de la implantación suele presentarse luego de algunos días de retraso de la menstruación, o incluso algunos días antes dependiendo de la fecha de la fecundación, por lo tanto es considerado inter menstrual.

Asimismo, la sangre menstrual tiene un color rojo rutilante, suele ser abundante durante los primeros 3 días descendiendo paulatinamente durante 5-6 días en aproximación, es fluida y puede estar acompañada de coágulos y dolor tipo cólico de moderada a severa intensidad. Todas estas, características contrarias a las mencionadas anteriormente sobre el sangrado por implantación.

¿Hay ocasiones en que debería preocuparme el sangrado de implantación?

 

toallas-sanitarias-femeninas

Si tu deseo es quedar embarazada y te preocupa la posibilidad de que dicha pérdida de sangre ponga el peligro el bienestar de tu bebé en formación, debes sentirte tranquila, este evento es completamente normal y se auto limitará sin complicaciones. No obstante, si los síntomas persisten por más días o se asocian cólicos intensos, dolor de cabeza, vómitos y sangrado abundante lo mejor será que consultes a tu médico de cabecera.

Si por el contrario, no esperabas quedar embarazada y ahora te encuentras en la zozobra de saber si existe la posibilidad de que este sea un signos precoz de embarazo, lo mejor será que esperes hasta 10-12 días de retraso a partir del día en que correspondía llegar tu período, y entonces efectúes un test de embarazo sanguíneo, el cual a diferencia de las pruebas de orina posee una sensibilidad y especificidad mucho mayor.

En cualquiera de los casos, recuerda que tener la capacidad de llevar dentro de ti una vida en formación es uno de los dones más maravillosos que solo una mujer puede experimentar. Ciertas situaciones nos toman por sorpresa, pero precisamente esos cambios son los que pueden cambiar nuestra vida positivamente para siempre.

¿Cómo se ve el sangrado de implantación?

Más que una hemorragia, se asemeja a una mancha inesperada de color rosado o marrón “como óxido” en tu ropa interior. Su cantidad es escasa, suele auto limitarse en 1-3 días como máximo, no se acompaña de coágulos sanguíneos ni cólicos intensos.

Diferencias clave

A continuación, se mencionan algunos puntos clave sobre el sangrado por implantación:

– Se produce fuera de los días correspondientes al período menstrual.

-Su color es opaco, y su cantidad escasa.

-Se produce inicialmente en presencia de un óvulo fecundado en la pared endometrial, y por lo tanto con una relación sexual previa.

-No se acompaña de coágulos sanguíneos.

¿Cuándo se produce la hemorragia por implantación?

A partir de la fecundación, se debe establecer un plazo de 7-12 días durante los cuales se puede llevar a cabo la implantación. No obstante, esto puede variar considerablemente en mujeres que poseen un ciclo menstrual irregular y que por lo tanto presentan mecanismos de auto regulación hormonal diferentes.

En estos casos, puede resultar todo un desafío cuantificar primeramente cuando es la etapa fértil (ovulación), sin embargo, puedes analizar algunas características del moco cervical producido por tu cuello uterino, lo cual te servirá como guía.

Durante la etapa fértil, el moco cervical tiene una textura menos espesa la cual te permitiría colocarlo entre tus dedos y posteriormente separarlos hasta una distancia de 2-3cm formando un fino hilo, asimismo es de color transparente y más abundante.

Utilizar herramientas como estas, pueden ayudar notablemente a aquellas mujeres con ciclos menstruales irregulares en las que esta pequeña hemorragia se confunde con la menstruación, permitiéndoles determinar en cual etapa del ciclo se encuentran y por lo tanto establecer sus cálculos a partir de allí.

Un dato curioso, es que técnicas como ésta por más que puedan parecer insignificantes, son herramientas muy útiles para quienes deseen concebir un bebé y no tienen acceso a reproducción asistida.

¿Cuánto tiempo dura?

Una de las preguntas más frecuentes en relación al tema, es cuánto dura el sangrado por implantación. Clásicamente, no se extiende más allá de 1-3 días, sin embargo, en mujeres con trastornos hormonales asociados, como síndrome de ovarios poliquísticos, hiperinsulinismo, hiperprolactinemia o hipotiroidismos, puede prologarse el tiempo de sangrado, al igual que presentarse ciertas variaciones en las demás características.

Otras causas de sangrado genital

Antes de adentrarnos en este tema, podemos establecer dos categorías: causas de sangrado genital en mujeres embarazadas, y en mujeres no embarazadas pero en edad reproductiva.

En cuanto a las mujeres embarazadas, se debe primeramente tomar en cuenta el trimestre de gestación. En el caso de los 3 primeros meses, las causas más frecuentes son: amenaza de aborto, embarazo ectópico roto y enfermedades trofoblásticas, seguidamente placenta previa. Todos estas, situaciones que ponen en alto riesgo tanto la vida de la madre como del feto, por lo que ameritan atención médica inmediata.

Por otra parte, en cuanto a las mujeres en edad fértil no embarazadas, se puede presentar sangrado inter menstrual debido a: pólipos, miomas, endometriosis, uso de medicamentos anticonceptivos, trastornos de coagulación o incluso procesos neoplásicos malignos, por lo que en cualquiera de las posibilidades, debes acudir a la brevedad posible a consulta con tu ginecólogo de confianza.

¿Cuándo debo realizarme una prueba de embarazo sanguínea?

 

tubo-de-examen-de-sangre

La prueba de embarazo en sangre consiste en la detección de una hormona denominada Gonadotrofina Coriónica Humana, la cual se produce únicamente cuando se ha implantado un embrión y por lo tanto se da inicio a la formación de la placenta.

Para que todo esto se suscite, se deben esperar aproximadamente 12 días luego de la fecha correspondiente al inicio de la menstruación, ya que en caso de ocurrir una implantación embrionaria, para esta fecha los niveles hormonales deben encontrarse lo suficientemente altos como para ser detectados.

No obstante, quienes realicen este test días antes del lapso mencionado, pueden obtener falsos negativos, ameritado repetir nuevamente el examen al cumplirse el tiempo sugerido.

En relación al test de orina, su función es igualmente detectar dicha hormona en la orina materna, ya que es también liberada por esa vía, sin embargo esta prueba aunque presenta alta sensibilidad no es muy específica, por lo que pueden obtenerse resultados falsamente positivos de que estás embarazada.

En todo caso, el gold estándar (prueba de oro) en estos casos en la prueba sanguínea efectuada en el tiempo mencionado, y luego de las 8 semanas aproximadamente una ecografía pélvica complementaria.

Acude a consulta médica

Bajo cualquier circunstancia, en la que tu cuerpo presente cambios o evidencias de que está ocurriendo algo fuera de lo normal, debes acudir inmediatamente al médico. Gran parte de las enfermedades, tienen pronósticos muy desfavorables a causa de que el paciente esperó demasiado para acudir a la consulta, como dicen comúnmente “era demasiado tarde”.

Siempre que tengas alguna inquietud sobre tu cuerpo debes acudir con tu especialista de confianza, sal de dudas, ningún síntoma es demasiado insignificante, aún más si estás embaraza, cuando tu cuerpo se mantendrá constantemente sufriendo cambios que nunca antes habías experimentado.

No debes sentir miedo, el mantenerte informada te ayudará a sentirte más tranquila y preparada para enfrentar los cambios que se aproximan.


Fuentes:

IVI: ¿Es normal el sangrado tras la implantación?

American pregnancy Association: ¿Qué Es El Sangrado De Implantación?

Te gusto el articulo?
Share on pinterest
Share on Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Adriana Mogollón

Adriana Mogollón

Médico cirujano, ecografista integral y docente universitario. Apasionada por la investigación científica, y fiel creyente de que amar sana el alma.

Dejar un comentario

Dejar un comentario