Entrenamiento del sueño: Destete nocturno

Toda madre anhelada el momento en que su bebé no amerite continuar con el horario de lactancia materna nocturna. El proceso del destete nocturno, es un desafío tanto para los padres como el lactante, apoyarse en su pediatra de cabecera será un factor fundamental.

Asimismo, este proceso suele estar acompañado de la necesidad de crear el hábito de irse a la cama, aplicando técnicas de entrenamiento del sueño que encontraras a continuación.

Destete nocturno versus entrenamiento del sueño: por lo general, el entrenamiento del sueño es lo primero

bebé-dormido

Desde las primeras etapas del nacimiento, el ciclo circadiano de los bebés consta de periodos de vigilia dictados por los instintos emitidos por el sistema nervioso central para notificar la necesidad de cubrir las demandas fisiológicas primarias, entre ellas la alimentación y eliminación de excretas.

Es por ello, que las funciones cerebrales se organizan con la finalidad de exteriorizar dicha necesidad, por lo que el cuerpo utiliza como medio de expresión el impulso del llanto. No obstante, la madre también utiliza el llanto como medida de alerta de que algo está sucediendo en su bebé y por lo tanto es su labor identificarlo.

En las etapas iniciales, el llanto se relaciona únicamente con la sensación de hambre o la necesidad de cambio del pañal en el bebé, alcanzando posteriormente la calma y el cese del mismo con la lactancia, y muchas veces siendo necesario añadir el arrullo materno.

Estos momentos permiten fortalecer la relación madre e hijo, favoreciendo el apego al seno materno y también los lazos de amor entre ambas partes. Asimismo, a medida que el niño avanza de edad, existen casos en que el mismo amerita la asistencia materna o paterna para lograr quedarse dormido, un excelente momento para leer un cuento o realizar una fructífera actividad de cierra del día.

Lo mismo sucede durante los despertares nocturnos por la lactancia, donde el niño aun luego de alimentarse no alcanza el sueño sino hasta cierto lapso de tiempo posterior, aún en los brazos de la madre.

No obstante, dicha situación a largo plazo también puede conllevar a cierta relación de dependencia en relación con la presencia de alguno de los padres para alcanzar el sueño, lo cual podría resultar contraproducente para el bebé.

En este contexto, se describe la etapa conocida como “entrenamiento del sueño”, cuya finalidad consiste en logran que el infante pueda auto consolarse hasta quedarse dormido, una vez que sus  padres se ha encargado previamente de cubrir la necesidad demandada.

Tal vez pueda sonar un poco indolente, o incluso asociarse con maltrato, pero realmente es todo lo contrario.

Equipos de expertos en el estudio de la mente certifican que favorecer una ligera independencia en los niños incluso desde etapas tan tempranas, puede ser considerablemente influyente durante el desarrollo de la personalidad y el carácter, favoreciendo la formación de un futuro ciudadano que se sienta más seguro de sus capacidades y dispuesto a encontrar soluciones ante obstáculos de todo índole.

Asimismo, otra etapa importante es el destete (abandono de la lactancia materna), la cual inicia durante el periodo diurno y mediante la sustitución del seno materno por reservas del propio banco de leche materna casero. Sin embargo, el destete nocturno suele ser un periodo con mayores desafíos, en vista de que su principal objetivo es suspender paulatinamente la alimentación nocturna del lactante.

En relación a todo lo anteriormente expuesto, muchos padres se enfrentan a la encrucijada del momento es que se solapan el entrenamiento del sueño con el destete nocturno, sin poseer una idea clara de cuál proceso debe iniciar, o como lograr que ambos sucedan en forma simultánea.

Algunos estudios realizados en torno a este tema, han concluido que cuando un bebé desarrolla la capacidad de quedarse dormido sin ayuda a la hora de acostarse o al comienzo de una siesta, del mismo modo disminuyen los problemas del sueño.

De esta manera, si tú bebé se despierta con frecuencia por la noche, es probable que muchos de esos despertares nocturnos desaparezcan a través del proceso de entrenamiento del sueño.

3 importantes razones para iniciar con el destete nocturno, antes que el entrenamiento del sueño

Indicación médica:

Existen circunstancias inesperadas donde la madre por razones de salud no puede asistir directamente la lactancia materna del lactante durante tiempo prolongado, como es el caso de las pacientes oncológicas en quimioterapia. En estos casos, dependiendo de la edad del bebé, tiene sentido destetar de noche mientras aún se cumple lactancia materna artificial mediante fórmula láctea.

Preescolares que se alimentan solo 1-2 veces por noche

Existen casos en que el sueño se ve netamente interrumpido por la alimentación nocturna, por lo que al no existir trastornos del sueño ni el metabolismo basal del niño requerir alimentación nocturna, resulta beneficioso trabajar en el destete respetuoso nocturno.

Evitar los cólicos del lactante nocturnos

Toda mamá ha experimentado alguna vez esas interminables noches del llanto inconsolable en donde el bebé no para de llorar, aún luego de haber intentado todo lo posible.

Esto suele estar relacionado con los temidos cólicos del lactante, donde el bebé presenta distención y dolor abdominal el cual expresa mediante el llanto. Una de las principales causas de estos son las alimentaciones nocturnas, ya que el tránsito intestinal durante la noche es más lento y además los padres suelen dedicar menos tiempo a darles palmaditas en la espalda en vista del cansancio acumulado.

Es por ello, que si tienes la certeza de que tu bebé está bien alimentado, y aún así continúa despertándose frecuentemente durante la noche, es recomendable que evites consolarlo con lactancia, a ese ritmo terminarás con la sensación de “seno cansado” y sin energías para iniciar el próximo día.

Utiliza terapias como la música o caricias para tranquilizarlo hasta quedarse dormido, pídele al papá del bebé que te ayude haciendo turnos de atención para el niño, de esa manera puedes iniciar el destete nocturno paulatinamente.

¿Cómo saber que está listo para el destete nocturno?

bebé-tomando-pecho

Esta es quizás 1 de las 3 preguntas más frecuentes en relación al tema, y la respuesta podrás encontrarla a continuación.

El momento estará determinado por la edad de tu bebé y los criterios médicos de tu pediatra de cabecera. Lo más importante es que seas consciente que durante los primeros meses de vida de tu bebé, su hígado no se encuentra lo suficientemente maduro como para tener la capacidad de almacenar glucosa durante largos periodos de tiempo, y a partir de ello surge la necesidad de la alimentación frecuente.

Es por ello, que los primeros 4 a 6 meses son cruciales en la adaptación del metabolismo de los carbohidratos. A partir de ese momento, los pediatras suelen dar indicaciones frecuentes sobre el ajuste progresivo de los intervalos de lactancia, hasta alcanzar el momento en que el lactante pueda tolerar hasta 5 – 9 horas seguidas de sueño, sin ameritar ningún tipo de lactancia.

Es importante que hagas todo este proceso en acompañamiento estrecho de tu pediatra, ya que cada cuerpo es diferente, por lo que se debe individualizar cada uno de los casos. Conocer a tu pequeño es clave para una exitosa aventura del procedo de destete nocturno. Si tiene alguna pregunta o inquietud, consulta a tu médico de confianza.

3 señales de que el bebé está listo para el destete nocturno

Se apega al seno por pocos minutos y luego se duerme

Esto sugiere que en realidad no está comiendo por necesidad calórica sino por la sensación de protección, calidez y confort que le brinda la cercanía con la madre durante la lactancia, lo cual es un vínculo hermoso e invaluable, sin embargo existen alternativas para generar el mismo efecto en el bebé.  Mantente atenta a pequeñas señales como ésta, y sabrás cuando es momento de cambiar.

Come apetitosamente diferentes alimentos sólidos durante el día

Si tu bebé ya alcanzó la edad para tener la suficiente madurez intestinal para comenzar con la introducción de nuevos alimentos, respaldado por la sugerencia de tu pediatra, es hora de remplazar progresivamente la alimentación nocturna por meriendas entre comidas que permitan almacenar más energía.

Sueño nocturno sin interrupciones

Una vez que el metabolismo de tu bebé no requiera de más intervalos de tomas nocturnas, su propio cuerpo desarrollará mecanismos autoreguladores para notificar que no es necesario el despertar nocturno, y por lo tanto podrás evidenciar como ambos logran dormir más tiempo durante las noches.

Todo debe ser avalado por el especialista en el área, aprovecha cada oportunidad para reponer energía para el siguiente día, ya que generalmente en este mismo momento el niño comienza a desarrollar habilidades como gateo o incluso deambulación, y por lo tanto requerirá de mayor atención por tu parte durante el período diurno.

¿Cómo lograr el destete nocturno en 4 pasos?

bebé-en-pecho-de-su-madre

1- Consulte con su pediatra antes de comenzar el destete nocturno. Al igual que todas las señales mencionadas anteriormente, tu pediatra sabrá discernir en qué momento el cuerpo de tú bebé se encuentra completamente listo para el iniciar el destete nocturno sin poner en riesgo su salud. Asimismo, el te brindará útiles estrategias que valorarás como un tesoro.

2- Acorta paulatinamente la duración de la alimentación nocturna. El efecto de ésta herramienta es progresivo y acumulativo, permitiendo que indirectamente el cuerpo de tu bebé se vaya ajustando hasta lograr dormirse sin la necesidad de despertar a mitad de la noche. No tengas prisa, esto puede durar unas cuantas semanas, cada bebé es distinto.

3- Sustituye la alimentación nocturna, por meriendas diurnas. Intente alimentarlo cada 2 – 3 horas durante el día, añadiendo a su dieta pequeñas meriendas que mantengan su requerimiento calórico cubierto. Intenta ofrecerle líquidos como jugos de frutas o cereales (previa autorización de su pediatra), esto ayudará a que el bebé se sienta lleno para cuando esté listo para ir a la cama.

-Añade más alimentos ricos en nutrientes durante el día. Esto compensa las calorías que de otro modo habría consumido durante la noche. Recuerda que una dieta ideal es balanceada, completa, armónica y adecuada a la edad del niño. Si tu médico de cabecera lo autoriza, puedes agregar cereales, frutas, carnes rojas o blancas, en una proporción adecuada.

Tips de destete nocturno para lactantes insistentes.

-Vacía tu pecho antes de acostarte: tu producción de leche debería eventualmente comenzar a disminuir en cuanto no exista estímulo de succión por parte del bebé. Inicialmente puedes apoyarte con los dispositivos de ordeño que te permitirán posteriormente almacenar la leche para administrarla al siguiente día durante un horario regular.

Para algunas madres puede resultar difícil dejar de darle el pecho a su bebé, creando en ella erróneas percepciones de abandono o indiferencia. Todo esto es parte normal del proceso, pero no te agobies, una alternativa para saber cómo enfrentarlo consiste en que busques ayuda en asesoras de lactancia, integrándote a uno de estos grupos que además de brindarte apoyo, comprenderán perfectamente todo lo que éstas viviendo como mujer y madre.

• Pídele a tu pareja que ayude a calmar al bebé. El padre también tiene un importante papel durante el proceso de destete nocturno. Al no proveerle de lactancia, deberá incursionar en medidas distintas para calmar al pequeño. Del mismo modo, esos momentos le permitirán fortalecer la relación padre-hijo.

¿Es necesario el destete nocturno para que el bebé duerma toda la noche?

bebé-durmiendo-con-conejo-de-peluche

Debes recordar que tú bebé se encuentra en constante crecimiento, no solo en los cambios físicos externos que tú puedas evidenciar sino también a nivel de su carácter, madurez del pensamiento y personalidad.

Algunos padres comenten el error de apresurar procesos que intrínsecamente se presentarán, en vista de la preocupación de un probable signo de enlentecimiento cuando comparan los logros de su hijo con los de otros niños, o incluso hermano del mismo núcleo familiar. Un error muy frecuente y que puede conllevar a graves consecuencias.

Es posible que no necesites emplear ninguna de las medidas antes mencionadas para lograr que tu hijo duerma toda la noche sin interrupciones, y que igualmente el mismo adopte el control de su entrenamiento del sueño, formándose como un niño independiente y seguro de sí mismo, quien puede colocarse sus pijamas y acercarse por si solo a decirte: “Mamá papá, es hora de dormir”.
Motívalo, impúlsalo a ser creativo incluso en el contexto de tomar decisiones como parte de su entrenamiento, tener iniciativas, y sentirse tranquilo al saber que mamá y papá están a su lado para apoyarlo siempre.


Fuentes:

¿Cómo hacer el destete nocturno y que se duerma solo?

El destete nocturno, nueve consejos para hacerlo de forma respetuosa

Enseñar al bebé a dormir toda la noche: Destete nocturno

Te gusto el articulo?
Share on pinterest
Share on Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Cecilia Salazar

Cecilia Salazar

@mamamistica
Mamá de 3 varones.
Investigadora especializada en temas de embarazo y educación perinatal.
Doula.
Promotora de Lactancia Materna.

Dejar un comentario