La lactancia mixta: Guía completa con todo lo que necesitas saber

La lactancia mixta: Guía completa con todo lo que necesitas saber

Durante los primeros meses de vida los profesionales de la salud suelen recomendar la lactancia materna para la salud del bebé. Esta aporta gran cantidad de nutrientes y lo protege contra infecciones y enfermedades.

Si bien, la alimentación complementaria o lactancia mixta es una posibilidad que hay que contemplar. No todas las mamás pueden dar el pecho de forma exclusiva. Por eso hemos creado esta completa guía, para que no tengas problemas ni dudas a la hora de decidirte.

¿Qué es la lactancia mixta?

La alimentación mixta es la combinación de leche materna con leche artificial. Por lo tanto, no se refiere a la exclusividad de una u otra, como hablan algunas personas.

Es una forma de combinación que le ayudará a estar nutrido y que permitirá que otras personas alimenten al recién nacido, no solo la madre.

La lactancia mixta, ¿es una opción?

bebé-de-pocos-meses-tomando-biberón

Hay tres alternativas de alimentación para el recién nacido: lactancia materna exclusiva, lactancia artificial exclusiva o lactancia mixta.

Algunas veces sí es una elección. ¿Por qué? Porque la leche de fórmula permite que tu pareja u otra persona te ayude con la nutrición del pequeño. De esta forma, no tienes que estar tan pendiente y encima suya, dispones de un poco más de libertad.

Las mamás que tienen que trabajar o que tienen problemas con la lactancia terminan optando por la alimentación mixta o artificial en exclusiva.

4 Razones por las que elegir la alimentación mixta

En la mayoría de las ocasiones no es todo blanco o negro, si no que hay razones y motivos por los que se opta por la lactancia mixta o exclusiva. A continuación, vamos a mencionar los más comunes para que los tengas en cuenta. Y, jamás te debes sentir culpable por tomar una u otra decisión.

Razones relacionadas con la lactancia materna

bebé-pequeño-tomando-pecho

Dar el pecho no es tan sencillo como parece. A muchas mamás se les crean heridas y lo pasan muy mal. No es para todas una experiencia bonita y maravillosa, por lo que hay que respetar todas las opciones. Algunos problemas relacionados con este ámbito son:

  • El bebé está rechazando el pecho, ya no quiere alimentarse de él.
  • Obstrucción o dolor en los senos.
  • Pezones agrietados, sangrantes o doloridos.
  • Pezones planos o invertidos.
  • Inflamación del seno conocida como mastitis.
  • Candidiasis oral.
  • Contracción y espasmos de los pezones, conocido como vasoespasmo.
  • Adherencia del bebé al pecho, por la forma de amamantar.

Razones relacionadas con el suministro de leche

Dentro de este apartado encontramos la cantidad de leche. Si la mamá no tiene leche suficiente para amamantar al pequeño puede recurrir a los productos artificiales. Si bien, también se pueden tomar medidas para aumentar la producción de leche.

Razones laborales

Hoy en día la mayoría de las madres necesitan trabajar, no pueden tener una dedicación exclusiva para sus hijos a no ser que tengan una estabilidad financiera. Por lo tanto, si van de un lado para otro no van a tener tiempo para estar amamantando al pequeño.

Por lo que poco a poco comenzarán a producir menos leche y tendrán que ir sacándola con un sacaleches para dejársela al pequeño u optar por la fórmula.

Razones de la fisionomía del bebé

bebé-tomando-el-biberón

Si el pequeño no está ganando suficiente peso o incluso, lo está perdiendo, puede ser necesario tomar leche de fórmula como complemento.

Las razones principales para elegir la alimentación mixta son: rechazo del pecho, poca cantidad de leche, tareas compartidas, trabajo y disponibilidad horaria.

Nuestro consejo es que tengas un libro de registro en el que anotes cómo va creciendo. Así irás anotando sus cambios poco a poco.

Si el recién nacido fue prematuro o tiene un peso bajo suele recomendarse tomar alimentación complementaria o mixta.

¿Qué quiere el bebé?

A pesar de lo que tú dedicas el bebé también va a tomar su decisión. El pequeño decidirá si prefiere el biberón con leche artificial, el biberón con leche de mamá o el pecho directamente. La alimentación del bebé no depende solamente de ti o de vuestra familia, también de él.

¿Hay bebés que prefieren el biberón?

Al principio podemos pensar que los pequeños van a preferir la teta en todo momento. Esto solemos pensarlo porque ayuda al vínculo con la mamá, está dependiendo de ella y de su contacto y atención directa. Además, es un contacto piel con piel, sin que haya un plástico de por medio.

Sin embargo, hay muchos bebés que prefieren el biberón y la leche artificial. Por lo tanto, rechazan la lactancia materna en exclusiva.

Algunas mamás se sienten mal por esto, pero no debes preocuparte por ello. Normalmente eligen la tetina porque la leche sale de forma continua y directa. Mientras que, a veces el pecho de mamá no funciona de la misma forma.

Es más bien una elección por comodidad para el pequeño, ya que no tendrá que realizar el mismo esfuerzo.

¿Funcionan las lactancias mixtas?

A veces sí, a veces no. No podemos decirte que sí al 100% o que no al 100% ya que dependerá del pequeño y de la paciencia que tengáis con él.

Si tu flujo de leche es constante y suficiente no tendrá ningún problema. Incluso hay bebés que lo único que quieren es comer por lo que “todo les vale”. Les dará igual la tetina que el pecho directamente y no la rechazarán.

Sin embargo, a medida que el bebé crece puede que la cantidad de leche de la mamá no sea suficiente. Por lo tanto, tendrá que optar a aumentar la toma con un biberón. El pequeño en este caso podrá llorar y dar a entender que quiere la leche de mamá, pero esta no será posible, ya que no se produce de la misma forma.

Una alternativa a la lactancia mixta es extraer tu leche con un sacaleches para que tu pareja o familiar, te ayude con su alimentación.

Por lo tanto, no quedará más remedio que realizar una lactancia mixta, ya que es más fácil aumentar la cantidad artificial que natural.

Las mamás no suelen soportar que el pequeño llore. Por lo que pueden optar por dos soluciones: darles el pecho y que queden eternamente colgando de él hasta que obtengan la cantidad que necesitan o, darles el pecho y después, un biberón con más cantidad.

De la segunda forma quedará más tranquilo y tú también.

¿Pueden fracasar?

Sí, pueden fracasar porque el bebé toma mucho biberón y poco pecho o porque el bebé decide que no quiere más pecho, generando un rechazo.

Si tu cuerpo puede generarle el amamantamiento necesario y dispones del tiempo adecuado para poder dárselo, es una buena idea. Cuando comienzas a darle otras opciones como la tetina el pequeño se hará un lío y terminará decidiendo o adaptándose.

Lactancia mixta: Paso a Paso

bebé-recién-nacido-tomando-el-biberón

Si está acostumbrado a amamantar es posible que se muestre reacio a probar otra cosa distinta al pezón de su mamá. A continuación, te presentamos una serie de consejos para comenzar con la lactancia artificial:

  • Para empezar, suaviza y calienta la tetina con agua tibia hervida para que el contacto sea blandito y tierno.
  • Utiliza una postura diferente a la acostumbrada para darle el pecho. No olvides sujetar la cabeza del bebé, ya que es muy sensible a los cambios.
  • Si no funciona, prueba con otras tetinas, hay muchos tipos y muy diferentes entre ellos.
  • Establece unas horas y unas rutinas para darle el biberón, ya que si lo haces a demanda nunca sabrás cuándo es necesario. Es mejor acostumbrarlo a unos horarios cuando tenga 2 o 3 meses.

No te preocupes si el pequeño prefiere amamantarse de la tetina del biberón, es por su facilidad de succión.

Por último, habla con el personal sanitario que te ha ayudado en todo momento para que te aconseje de la mejor forma. Muchos profesionales de la salud no están de acuerdo con la lactancia mixta, pero seguro que encuentras alguno adecuado con el que puedas hablar.

Si no, siempre puedes hablar con otras mamás que tengan más experiencia en el tema para que te aconsejen y ayuden. ¡Ya verás como todo va bien!

Si comienzo a trabajar, ¿opto por lactancia mixta?

La lactancia prolongada no siempre es viable. Según diferentes estudios, hoy en día la mayoría de mamás tienen que retomar su vida laboral por lo que no es posible. Algunas optan por sacar su leche con un saca leches para que cuando no estén con el pequeño la persona que lo cuide le dé el biberón con su propia extracción.

Mientras que, otras, optar por la leche artificial. Esto es elección de cada una, según se sienta cómoda y también dependiendo de la cantidad de leche materna que tenga.

Por lo tanto, si quieres realizar una lactancia prolongada tendrás que sacar tu leche cuando no estés. Darle el pecho antes de irte y al llegar mientras que, quien lo cuide se encargará del tiempo intermedio con biberón y tu propia leche.

La otra opción, es comenzar con la lactancia mixta. Y, otra, es comenzar con alimentos triturados. Es decir, crear en casa potitos naturales en los que se triture fruta y otros alimentos e ir dándoselo poco a poco. Por supuesto, nada de alimentos sólidos, ya que pueden ahogarlo.

Hay profesionales de la salud que están más a favor de esta tercera opción que de la leche artificial, por no ser natural.

Recuerda, los seres humanos solamente debemos tomar leche de nuestra madre, no de otro animal, ya que no es lo natural en nuestro organismo.

7 Beneficios de la lactancia mixta

La lactancia mixta o combinada presenta una serie de beneficios que es importante tener en cuenta. Los principales son:

  • Combinación del pecho con leche artificial por tener poca cantidad de fluído
  • Comenzar a trabajar o tener más tiempo disponible para volver a la rutina
  • Ayuda de otras personas como la pareja o familiares
  • Disminución de la atención constante de la madre
  • Repartición de tareas y cuidados del pequeño
  • Creación de nuevos vínculos por parte del recién nacido y de otros miembros que lo cuidan
  • Vínculo con la madre al seguir amamantando con su leche, aunque sea en pequeñas dosis

Por lo tanto, muy importante que decidas lo que decidas y prefiera lo que prefiera tu bebé, tú te sientas a gusto. En esta etapa de la vida es normal sentir cambios de humor, estar alterada o inestable. No te preocupes, será lo que tenga que ser y todo estará bien.

Fuentes:

Guía para las madres que amamantan Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social

Lactancia materna UNICEF

Te gusto el articulo?
Share on pinterest
Share on Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Raquel Graña

Raquel Graña

Raquel Graña. Psicóloga, sexóloga y coach educativa. Referente en relaciones afectivas saludables (con uno de los mayores canales de YouTube en este ámbito: Íntimas Conexiones)

Dejar un comentario