Las 5 Mejores Bañeras Hinchables Para Bebés

Cuando Andrea nació estaba aterrorizada con su primer baño, pensaba que con cualquier movimiento podía lastimarla y eso me produjo mucha ansiedad.

Mi suegra, que es un sol de mujer, me aconsejó que buscara algo cómodo que me diera confianza, así que decidí buscar la mejor bañera hinchable para bebé disponible en la oferta.

Estas bañeras son en extremo útiles para bañar a los chicos sin riesgo de que se lastimen en el intento y, lo que es mejor, dan tranquilidad a la primeriza.

Son una excelente opción de viaje e ideales para el verano y que bebito esté seguro mientras estáis disfrutando de unas merecidas vacaciones.

Si, como yo, queréis encontrar una buena para vuestro bebé, es necesario que conozcáis sus cualidades en profundidad para que seleccionéis la adecuada.

Las Mejores Bañeras Hinchables Para Bebés

¿Cuál es la mejor bañera hinchable para bebé?

Encontrar el mejor modelo dependerá de vuestras preferencias, necesidades y de la edad del bebé, así como del presupuesto con el que contéis para seleccionarla. No es lo mismo una bañera para neonatos que una para chicos grandes.

En la oferta encontraréis de todo, algunas vienen con toldo y otras incluso con silla y hasta con patas, para que la madre esté más cómoda durante el baño.

Si le daréis un uso diario, lo mejor es que os decantéis por una que sirva para ducha, que sea fácil de lavar y que esté fabricada de materiales confiables para garantizar la durabilidad.

Hacer una revisión de lo que hay en la oferta y establecer una comparativa siempre es una opción que os facilitará la labor. Si tenéis dudas, tal vez un vistazo a esta breve lista os ayudará a decidiros

A continuación te presentamos las mejores bañeras hinchables para bebés:

1. Bañera hinchable para bebé con forma de pato Munchkin

Rebajas

La bañera inflable de la marca Munchkin es adecuada para chicos de más de un año y cuenta con unas almohadillas de separación que la hacen verdaderamente confortable para quien la usa.

Se trata de un accesorio apropiado para que los niños pasen de la etapa de la bañera convencional a algo más grande, además, resulta ideal para viajes y muy segura ya que tiene una superficie que impide resbalones.

2. Bañera hinchable para bebé universal Jané

Si vuestro piso o casa no tiene una tina o al menos un espacio para bañar el pequeño de la casa este modelo es lo más recomendado para que vuestro chico se de un merecido baño.

Viene con bomba de aire incluida la cual utiliza un sencillo mecanismo que la hace más fácil de inflar o desinflar.

Es un producto unisex que podéis usar tanto dentro como fuera de la casa. Es muy adecuada para días de calor.

3. Bañera hinchable para bebé hasta 1 año Jilong

Fabricada en vinilo de alta densidad, esta bañera es un producto de muy buena calidad que resistirá muchas batallas a la hora de bañar al bebé.

Está dotada con separador antideslizante y tiene, además, un sistema que controla la temperatura para evitar que el bebito lastime su piel.

Su fabricación robusta convierte a estas bañeras infantiles en accesorios de primera línea, muy resistentes al sol, ideales incluso para la playa o piscina.

4. Bañera hinchable para bebé de 2 años Locisne

Dotada con un sistema de separación para mayor comodidad del bebé, esta bañera viene con asiento que mantiene a vuestro chico seguro y cómodo.

Además, cuenta con una medida para calcular la cantidad de agua a poner, también viene con tapón que facilita el drenaje y es un producto sensible a las altas temperaturas, os recomiendo no verter en él agua muy caliente.

Por su tamaño es ideal para espacios reducidos y muy portátil.

5. Bañera hinchable para bebé de Bébé Confort

Muy similar a los flotadores para adultos, esta bañera convertible está dotada con cambiador y es muy adecuada para bebés pequeños.

Es antideslizante y viene con bordes altos para mayor seguridad del chiquillo. Es de almacenamiento sencillo y viene con bolsa de transporte para mejor traslado.

Es robusta, el fabricante os da dos años de garantía.

Consejos antes de comprar una bañera para bebé

Hay unas características básicas que siempre es útil tener en cuenta, así que antes de comprar una de estas bañeras, es oportuno que tengáis en cuenta una serie de detalles que harán de vuestra selección lo más acertado:

Para chicos grandes

Para que vuestra inversión valga la pena, siempre es aconsejable que os decidáis por un modelo que servirá con el tiempo, en estos casos los estilos convertibles y de hamaca son los más apropiados para un uso prolongado. Los modelos de inserción para quitar y poner también son una buena opción.

Indicador de temperatura

Esto es ideal para proteger la piel del chiquillo. Ya que son modelos que traen, en el tapón de drenaje, un indicador de temperatura.

Suficiente capacidad de agua

Un espacio llano, con poca agua, siempre será un lugar difícil para bañar un bebé, así que al momento de seleccionar debéis aseguraros de que la capacidad de agua es suficiente para bañarlo cómodamente. En la oferta hallaréis más de un modelo asequible.

Tamaño

Las bañeras deben estar acorde a la edad del bebé o tener la capacidad de convertirse, una bañera muy grande puede ser incluso un peligro para un neonato. Escuchad las indicaciones del pediatra.

Puede caber en un fregadero

A veces es más cómodo bañar al bebé en una superficie alta como el lavabo, la batea o fregadero, así que esta cualidad puede hacer que vuestra experiencia sea más cómoda.

Superficie antideslizante

Esto es una gran ventaja porque os quita la ansiedad de que el chico pueda resbalarse por el jabón y la bañera. Os dará tranquilidad.

Facilidad de secado

Dado que es un producto que tendréis que lavar a diario, lo más conveniente es que seleccionéis uno que sea fácil de secar para evitar la acumulación de moho y hongos.

Mantenimiento sin complicaciones

Elegid algo sin grietas y recovecos, en lo que el proceso de limpiado de la bañera no sea un verdadero trauma o tortura.

Tipos de bañeras para bebés

En el mercado hallaréis diferentes tipos de estos accesorios, muchos de ellos, sin embargo, todas muy útiles para la misma función, acá os explicamos cuáles son las más populares y de qué va cada una de ellas

Bañera de plástico estándar — Su mayor fortaleza es que está hecha especialmente para recién nacidos y es la que facilita la labor de bañar a estos bebitos que apenas tienen unos cuántos días de haber llegado al mundo. Tiene un interior inclinado que es el que os ayuda a sostener al chiquillo durante el baño. Suelen estar hechas de plástico resistente.

Bañera con hamaca — Estos modelos vienen dotados con accesorios para colocar una pequeña hamaca donde podéis recostar al chiquillo mientras lo estáis bañando.

Su punto fuerte es que el bebito está seguro y recostado mientras que la madre o el padre de la criatura tienen las dos manos disponibles para bañarlo cómodamente.

Es una opción muy apropiada para primerizas que no tienen experiencia en eso de bañar un bebé por primera vez. Viene con características especiales y después de los primeros meses podéis quitarle la hamaca y otros accesorios seguirla usando normalmente, según vaya creciendo el bebé.

Bañera convertible — Son los modelos más versátiles y de mayor provecho de toda la gama, específicamente porque están fabricadas para que vayan cambiando conforme va creciendo el bebé, para esto podéis ponerles y quitarles accesorios necesarios en cada etapa del desarrollo del bebito.

No es un artículo barato, pero la inversión que hagáis con ella se compensa con el uso prolongado que le daréis.

Bañera con cojín — Más que con cojín, este tipo de bañera en realidad es con reposacabezas. Se utiliza como una bañera convencional, pero no retiene el agua, sólo colocáis el reposacabezas y ponéis un poco de agua, al meter al bebé tendrá un espacio reducido, cómodo y con bastante seguridad para que lo bañéis con tranquilidad. Es una especie de mini bañera dividida para que coloquéis allí al chiquillo.

Bañera inflable — Son parecidas a los flotadores, pero tienen una construcción hueca en medio así que las llenáis de aire, les colocáis agua y luego ponéis al bebé para bañarlo. No son los modelos más comunes, pero sí son muy buscados para ocasiones especiales como vacaciones de verano, viajes y para usarlas cuando estáis de camping con la familia, en la playa o en la piscina. Es una modalidad de bañera bastante práctica, muy portable y fácil de transportar.

Preguntas frecuentes

Otra cosa que ocurre a menudo a las madres primerizas es que tienen la cabeza llena de preguntas y muchas veces nadie alrededor para ayudaros a responderlas, acá os dejo mi aporte en algunas de ellas

💡 ¿Es necesaria una bañera para bebé?

Definitivamente sí, es más cómoda, tanto vosotras como el chiquillo estarán más tranquilos, vosotras porque ellos están bien protegidos y ellos sin duda estarán más cómodos. En una bañera podéis tener control sobre el chiquillo.

💡 ¿Cuánto tiempo la usaré una bañera para bebé?

Depende del tipo de bañera que compréis y depende también de lo rápido que crezca vuestro chico. Hay algunas que crecen con el pequeño.

💡 ¿Con qué frecuencia se limpia una bañera para bebé?

Sin falta, después de cada uso.

💡 ¿Qué se usa para limpiar una bañera para bebé ?

Jabón líquido suave, agua tibia y luego debéis secarla bien con una toalla limpia.

Ir arriba