Tetina de biberón: ¿látex o silicona? ¡Te ayudamos a elegir Paso a Paso!

En este artículo vamos a enseñarte cuál es la diferencia entre la tetina de látex y la tetina de silicona. Así sabrás cuál elegir para tu pequeño. También aprenderás los diferentes tipos de tetinas que hay para tu bebé y los cuidados a tener en cuenta para que se mantengan en buen estado.

A continuación, la guía más completa sobre tetinas, ¡paso a paso!

¿Qué es la tetina de látex?

El látex es una goma flexible y muy suave. Es tan suave que algunas mamás nos comentan que son similares a la sensación del pecho durante la lactancia materna. Este es uno de los puntos por lo que algunas prefieren este material al de silicona.

La diferencia principal con las tetinas de silicona es que es de color beige, más opaco. Además, al ser tan suave y flexible la grasa de la leche y las elevadas temperaturas lo deterioran con más facilidad. Por lo tanto, hay que cuidarlas muy bien y cambiarlas frecuentemente.

¿Qué es la tetina de silicona?

La silicona es un material similar al caucho, flexible, transparente y más firme que el látex. Es muy resistente al calor, por lo que no tienen problema en esterilizarse y duran más en el tiempo que las tetinas de látex. Las anteriores se descomponen más fácilmente al esterilizarlas varias veces.

Estas tampoco desarrollan grietas ni albergan bacterias en su interior.

La desventaja que presentan frente a las anteriores es que son más rígidas. Por lo tanto, no imitan de la mejor forma el pecho materno y los bebés suelen rechazarlas más que las anteriores.

¿Qué tetina elegir?

La tetina de látex es más suave, retiene aromas y sabores. Por lo que, si el pequeño al principio la rechaza, puedes hervirla tres minutos en leche. Así tomará su olor y sabor, siendo más fácil que la acepte. El inconveniente es que se va deteriorando con el uso, las elevadas temperaturas al desinfectarla y con la luz del sol.

La tetina de silicona es un poco más dura, perdura más en el tiempo y puede exponerse al sol. La diferencia principal con la anterior es el tacto y la dureza.

Por lo tanto, será más fácil que tu pequeño admita en primer lugar la tetina de látex. Se parece más al pecho materna. Si bien, puedes probar primero con esa y luego con la segunda, para ver con cuál se adapta más. Esto es cuestión de gustos personales.

Las tetinas de látex son más naturales, flexibles y suaves, mientras que, las tetinas de silicona duran más en el tiempo

tetina-y-mano-de-bebé

Tetinas para recién nacidos, ¿cuál es mejor?

Las tetinas para recién nacidos deben priorizar el flujo lento, ya que necesitarán ingerir muy poquita cantidad más a menudo. Ten en cuenta que aún están aprendiendo a tragar, por lo que tendrán que ir despacito, pasito a paso.

En este momento el pequeño tiene que adaptarse a la lactancia materna y al pecho de la madre o a la combinación con la tetina. Por lo tanto, es mejor que optes por la tetina de látex al ser más suave, blandita y flexible. Se adaptará mejor a su boca.

Tipos de tetina según el flujo

Tanto si has tenido a tu pequeño como si no, es conveniente que te informes en los tipos de tetina que hay, ya que varían en función de la etapa en la que se encuentren.

A continuación, vamos a contarte en qué se caracterizan las tetinas para los primeros biberones, las de recién nacido, flujo lento, medio y rápido.

Tetina natural para los primeros biberones

La tetina con el número 0 es la recomendable para los recién nacidos y los bebés prematuros. Se puede utilizar desde el primer momento y alternar el pecho con ella. Permite una menor velocidad para que el pequeño tome la cantidad que necesita.

Tetina de recién nacido

Como comentamos antes, esta es la tetina número 1. Ideal para los bebés de menos de un mes que se alimentan del pecho y del biberón de forma alterna. Algunas mamás compran directamente la número 2, de flujo lento, ya que esto depende de las marcas de biberones.

recién-nacido-comiendo-de-biberón

Tetina de flujo lento

Este tipo de tetinas son las ideales al mes del bebé o al poco más de un mes. Todo depende de cómo se vaya desarrollando. Dependiendo cómo lo veas tú sabrás si seguir con este flujo o con el de recién nacido. Es la tetina del número 2.

Tetinas de flujo medio

La tetina del número 3 es la del flujo medio. Los expertos suelen recomendarla a partir de los tres meses. Si bien, todo depende de cómo vaya evolucionando tu pequeño y de si necesita más cantidad de alimento o no. También dependerá de si lo combinas con el pecho o lo toma de forma exclusiva.

Tetinas de flujo rápido

Las tetinas de flujo rápido son las del número 4, ideales para bebés de más de seis meses que ya estén acostumbrados a una velocidad de flujo más rápida.

Utiliza tetinas ajustables a la edad de tu pequeño para regular la velocidad del alimento

¿Qué son las tetinas de flujo variable?

Las tetinas de flujo variable son aquellas que te permiten ajustar la velocidad del alimento a partir de tres meses. Las marcas que tiene son I, II y III. Dependiendo de la edad del pequeño irás adaptando la velocidad de ingesta solamente girando el biberón hacia una de esas marcas.

Por lo tanto, la velocidad del flujo es completamente ajustable.

Muchas mamás optan por este tipo de tetina al ser más práctica a lo largo del tiempo.

tetina-de-bebé-amarilla

¿Cuándo cambiar el nivel de flujo?

Esta es una pregunta que nos hacen muchas mamás. Por eso vamos a daros una serie de consejos prácticos que os harán saber cuándo necesita cambiar de nivel:

  • La Tetina Natural suele ir en la misma línea de velocidad que la lactancia materna. Por lo que si estás dando el pecho es conveniente que adquieras una tetina que vaya en sintonía a tu flujo y a la etapa evolutiva del pequeño.
  • Si comienza a succionar con más fuerza, llora y tarda mucho en acabar el biberón, opta por una tetina con una velocidad de flujo mayor. Seguramente la que tiene ahora le está impidiendo succionar todo lo que él, o ella, quiere.
  • Si derrama la leche o suelta la tetina teniendo leche entre los labios, probablemente es que la velocidad sea demasiado elevada. Opta por una tetina de flujo inferior a la actual.

¿Qué forma de tetina elegir para tu bebé?

Además del material y la velocidad del flujo también hay que tener en cuenta la forma de la tetina para que el bebé succione de la mejor forma. No te lo esperabas, ¿verdad? Lo cierto es que el mundo de las tetinas y de los chupetes es muy amplio.

Por eso hemos decidido crear este artículo tan detallado, para ofrecerte la guía más completa con las mejores soluciones.

Tetinas redondeadas

Las tetinas redondas o fisiológicas son las de los chupetes clásicos, de siempre. Suelen ser las favoritas de los bebés, ya que suelen parecerse mucho al pezón de su mamá.

Ha varios tamaños, por lo que esto también tendrás que evaluarlo con calma. Cuanto más pequeño sea el bebé – recién nacido – más pequeña deberá ser la tetina del chupete. A medida que el bebé crezca la talla también irá aumentando.

Tetinas anatómicas

Las tetinas anatómicas se adaptan a la boca del bebé y están diseñadas para que no puedan deformar el paladar si chupan de forma constante.

Si bien, suelen gustar menos a los pequeños, aunque terminan acostumbrándose. Y, solamente tienen una posición correcta de chupete, no se pueden poner de todas las formas.

¿Qué forma de tetina elegir?

Está muy claro: la que le guste a tu pequeño. Compra una tetina, la que más te guste y ve probando. Ten en cuenta que todos tendrán que vivir ese proceso de adaptación, de cambio, pero poco a poco terminará acostumbrándose.

En resumen, antes de comprar una tetina hay que pensar en el material – silicona o látex -, el flujo del pequeño y la forma que se desea.

bebé-tomando-leche-de-biberón

¿Chupete de látex o de silicona?

Con respecto a los chupetes, sucede lo mismo que con las tetinas. Los pequeños nacen con ese instinto de succión para poder alimentarse y el hecho de poder hacerlo les ayuda a estar en calma y a gusto.

El látex es un producto natural al 100% que se extrae de la corteza del Heveas Brasilensis. Es ámbar, resistente, blando y elástico. Es capaz de absorber olores y sabores. Mientras que la silicona es un producto químico, médico y transparente. Más duradero que el anterior.

Todo depende de tus propias elecciones. Compra el que más te guste y, ve probando. La última palabra ya sabes quién la tiene, ¡tu bebé!

¿Qué tetina utilizar cuando le aparecen los primeros dientes?

Hay expertos que recomiendan las tetinas de silicona para los primeros meses, al no adherir olores ni sabores y ser de fácil desinfección. Mientras que, cuando salen los primeros dientes se aconsejan las tetinas de silicona ya que son más resistentes a los mordiscos.

Las de silicona pueden morderse de forma fácil y el pequeño tragará los trozos. Por lo tanto, cuando comiencen a salirle los dientes opta siempre por las de látex. En los primeros meses elige la que tú quieras o más se adecúe a tus expectativas.

bebé-y-biberón

5 Cuidados de las tetinas

Seguidamente te presentamos una serie de consejos para cuidar y limpiar las tetinas de forma segura:

  • Esteriliza las tetinas, los chupetes y los biberones después de cada compra. Lo mejor es que los introduzcas dentro de una cacerola llena de agua y los hiervas durante cinco minutos. Después, lávelas con agua tibia y séquelas al aire.
  • Limpia las tetinas y biberones después de cada uso. De esta forma, evitarás que se seque la leche y se endurezca. Ayudarás a que estén lo más higiénicos y esterilizados posible.
  • Cambia de forma frecuente las tetinas cuando las veas agrietadas. Así evitarás que se desprendan pequeñas partes y provoquen un ahogamiento.
  • Lava bien las manos antes de tocar los biberones o las tetinas, por el bien del pequeño.
  • En caso de poder lavarse en el lavavajillas colócalos en la rejilla superior.
Te gusto el articulo?
Share on pinterest
Share on Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Raquel Graña

Raquel Graña

Raquel Graña. Psicóloga, sexóloga y coach educativa. Referente en relaciones afectivas saludables (con uno de los mayores canales de YouTube en este ámbito: Íntimas Conexiones)

Dejar un comentario