7 Tipos De Flujo Vaginal, ¿Qué Significan?

7 Tipos De Flujo Vaginal, ¿Qué Significan?

Muchas mujeres se preguntan qué significa cada color del flujo vaginal, pero muy pocas conocen la respuesta. A veces, no se le da mayor importancia y lo cierto, es que sí deberíamos dársela. El flujo vaginal nos informa de si hay algún tipo de infección o anomalía en nuestro cuerpo. Por lo que debes conocerlo.

En este artículo te vamos a proporcionar una guía completa sobre los diferentes tipos de fluido y cuál es su significado. Aprenderás cuándo acudir a tu médico y cuándo solucionarlo en casa.

¿Qué es el flujo vaginal?

El moco vaginal es un fluido secretado por el cérvix y la vagina hacia el exterior. Su función se centra en limpiar y mantener la vagina sana en todo momento. Por eso no son recomendables las duchas vaginales, porque alteran la flora y el pH natural de esta zona tan sensible.

Algunas personas pueden tener una secreción vaginal abundante mientras que, otras, mucho más ligera. Esto también puede cambiar en función del momento del ciclo menstrual en el que nos encontremos. Además, su color y espesor también se verá influido.

A continuación, te presentamos un esquema que muestra cómo puede ser tu moco vaginal a lo largo de todo el ciclo menstrual. Comenzamos a contar desde el momento en el que comienza la menstruación.

  • Días del 1 al 5: Se produce el flujo menstrual o flujo sanguinolento. El útero expulsa el recubrimiento del moco cervical hacia el exterior mediante la menstruación. Esta se produce porque el óvulo no ha sido fecundado.
  • Días del 6 al 14: En los siguientes días a la regla el flujo disminuye. Esto se produce porque un óvulo está comenzando a madurar y a desarrollarse. El moco cervical comienza a formarse y podrías apreciar un flujo vaginal amarillo blanquecino.
  • Días del 14 al 25: Esta semana es la conocida como de “ovulación”. En este momento la secreción vaginal es más transparente, fluida y viscosa. Si bien, algunas mujeres pueden experimentar flujo vaginal blanco o amarillo.
  • Días del 25 al 28 o 30: Ahora el flujo vaginal espeso es el caracteriza este periodo. Tu cuerpo se está preparando para tener otra menstruación después del periodo de ovulación.

Tipos y colores de flujo vaginal

 

1. Flujo menstrual o flujo rojo

El flujo sanguinolento se produce durante la etapa de la menstruación. El color de tu sangre puede ser anaranjado o puedes tener un flujo vaginal marrón. Todo depende de la etapa de la menstruación en la que te encuentres.

Por ejemplo, durante los primeros días suele tener un color más rojo y vivo mientras que, a medida que pasa el tiempo se va oscureciendo poco a poco.

Razones para tener un moco vaginal marrón o rojo

toallas-sanitarias

Las razones principales son obvias: por la menstruación producida cada 28 o 30 días. Si bien, si notas alguna anomalía en tu regla habitual, es conveniente que consultes con tu médico de confianza.

 

2. Flujo vaginal espeso o blanquecino

El flujo vaginal blanco o espeso puede ser completamente normal. Así que, no debes preocuparte. Generalmente solo es transparente y súper ligero durante la fase de ovulación. Si bien, si va acompañado de un olor fuerte o sientes picores, son síntomas de que algo no va bien.

Razones para tener un flujo vaginal blanco

La secreción de tu vagina es tu propia lubricación para tener una relación erótica. Por lo tanto, se segrega debido a excitación o incluso, por estar en la fase de ovulación. Además, es un claro signo de que se está limpiando en su interior y que necesita expulsar hacia el exterior lo que no es necesario.

Si bien, debes consultar con tu médico en caso de que aparezca un olor fuerte, sientas picor o veas alguna anomalía fuera de lo habitual.

3. Flujo vaginal amarillo

El flujo vaginal amarillo también es bastante común, no es una rareza. Así que, puedes dejar de preocuparte. Junto con la secreción transparente, blanca o roja de la menstruación, es uno de los más comunes.

La vagina durante todo el ciclo expulsa un moco que cambia de color. Cuando hay mucho flujo suele estar relacionado con la fase de ovulación y, por lo tanto, de máxima probabilidad para el embarazo.

Razones para tener un flujo vaginal amarillo

Las razones principales por las que se puede tener un flujo vaginal amarillo es por la ingesta de comida o de suplementos. Si no va acompañado de mal olor ni de picor, no tienes por qué preocuparte.

4. Flujo vaginal verdoso

El flujo vaginal verdoso no es nada común. De hecho, no suele aparecer en ningún momento del ciclo de la mujer. Si bien, a veces, puede parecerte que la secreción amarilla tiene una ligera tonalidad verdosa.

Razones para tener un flujo vaginal verdoso

Si tu moco es verde es conveniente que acudas a tu médico de confianza. Sobre todo, si se acompaña con olor fuerte y malo. Suele estar relacionado con infecciones. Así que, tanto si estás embarazada como si no, acude a tu médico y cuéntale tu caso con detalle para que pueda recetarte una solución.

consulta-médica

Además, estate atenta a tu cuerpo y los cambios que puedas sentir. Por ejemplo, náuseas, dolor de cabeza, dolor abdominal, diarrea… Es conveniente que tengas en cuenta todos los síntomas que manifiestas.

 

5. Flujo de color rosa

El flujo de color rosa puede aparecer en varias ocasiones. Una de ellas es durante la implantación del embrión. Después de que el espermatozoide y el óvulo se hayan juntado, se desplazan hacia el útero, implantándose en el endometrio creado para su desarrollo.

Otro momento en el que puede producirse es al romper aguas. Justo antes de dar a luz. Hay mujeres que no rompen aguas de forma muy abundante, si no que empiezan con unas gotitas rosáceas. Esto es el flujo de color rosa.

Razones para tener un flujo de color rosa

Las razones principales para tener un flujo rosáceo son varias. Principalmente, por la implantación del feto, el romper aguas o después de una relación coital. Si bien, si no hay dolor o mayor sangrado, no tienes por qué preocuparte.

6. Color grisáceo u oscuro

Si ves que el color de tu flujo es grisáceo u oscuro es conveniente que acudas a tu médico. Esto puede deberse a algún tipo de infección como la vaginosis bacteriana, muy común entre algunas mujeres. Las infecciones debidas por hongos como la cándida también son habituales.

Por lo que acude a tu médico de confianza cuanto antes. Así el tratamiento será más rápido y efectivo.

7. Flujo transparente

¡Sí, claro que sí! Tu propia secreción puede ser muy fluida y transparente, como si se tratase de la clara del huevo antes de freírlo o cocerlo. Esto se debe a que tu cuerpo se reequilibra a sí mismo y tu vagina también se cuida frente a agentes externos.

Razones por las que puedes tener un flujo transparente

Las razones principales son varias:

  • Tu vagina se está limpiando a sí misma, por eso secreta este moco hacia el exterior para mantenerlo a salvo de infecciones.
  • Ovulación. ¿Se produce dos semanas después de tu menstruación? Entonces es la secreción que está preparada para que te quedes embarazada y facilitar el proceso.
  • Durante este proceso tan bonito de la vida puedes sentir cambios hormonales que afecten a tu propia secreción.
  • Excitación. Si te sientes excitada tu propio cuerpo puede comenzar a expulsar este fluido de tu interior preparándote ante una posible relación coital. Es totalmente normal.

¿Cuándo debes ver a tu médico?

No tienes que ir a ver a tu médico para consultar todos los tipos de flujo que tengas, solamente en algunos casos particulares. Si se producen alguna de las situaciones que te mencionamos a continuación, acude a un profesional:

  • Irritación
  • Dolor al hacer pis (miccionar)
  • Dolor o incomodidad en la vulva
  • Flujo espeso e irregular, como a trocitos
  • Olor muy fuerte
  • Mal olor
  • Sangrado en tiempos que no corresponden a tu menstruación
  • Si sangras siempre después de tener una relación coital
  • Color verde, amarillo oscuro o gris
  • Olor muy fuerte
  • Sensación de ardor

Ten mucho cuidado con las infecciones, tanto si estás embarazada como si no. Es muy importante cuidar el cuerpo humano y la salud de una misma. No lo dejes pasar y acude a tu médico cuanto antes si notas algo extraño.

bata y accesorios de doctor

Algunas infecciones pueden ir acompañadas de cansancio, malestar general, dolor en el bajo vientre, jaquecas o dolores recurrentes en la cabeza, náuseas, mareos o diarrea.

 

¿Es normal tener flujo vaginal?

Sí, es completamente normal tener flujo vaginal, lo raro sería que no lo tuvieras.

Es uno de los procesos más bonitos de ser mujer. Esto te muestra cómo tu propio cuerpo se cuida a sí mismo y te comunica cómo está, cómo se encuentra. A través de sus cambios sabrás cómo estás a nivel de salud. Además, es muy sabio.

Por ejemplo, la secreción se produce cuando vas a tener relaciones, cuando estás excitada. De esta forma, facilita la penetración y te prepara para ese momento. Así estarás más cómoda, será más suave y placentero.

También se encarga de equilibrarse y de limpiarse por dentro, para que tú no tengas que hacer nada. Es un reflejo de tu salud y te acompaña a lo largo de toda la vida.

Es importante que seas consciente de su color, consistencia, cantidad y olor. De esta forma, cuando tengas una cita con tu ginecólogo o ginecóloga de confianza podrás comentárselo. Si quieres, anota todas las preguntas que tengas en esta misma línea para hacérselas cuando tengas una sesión con este profesional.

Si no, siempre puedes contar con nuestro asesoramiento personalizado. Cuida tu salud desde el primer momento, ya que es lo más importante para seguir adelante y disfrutar de esta vida tan maravillosa.

¡Esperamos que te haya gustado esta guía tan completa que hemos preparado especialmente para ti!

Te gusto el articulo?
Share on pinterest
Share on Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Raquel Graña

Raquel Graña

Raquel Graña. Psicóloga, sexóloga y coach educativa. Referente en relaciones afectivas saludables (con uno de los mayores canales de YouTube en este ámbito: Íntimas Conexiones)

Dejar un comentario