Manzanilla en el embarazo: ¿Es segura para tomar?

Manzanilla en el embarazo: ¿Es segura para tomar?

Siempre escuchamos que todo lo natural es bueno, sin embargo, lo que puede ser inofensivo en una mujer normal, no lo es -en la misma medida- durante el embarazo. Por esta razón, es importante conocer hasta qué punto es seguro el consumo de ciertas plantas durante el embarazo. Lo que sí es invariable, es el principio de la medicina de Paracelso, el cual aplica muy bien: “todo es veneno, nada es veneno, sólo la dosis hace el veneno”.

Si bien es cierto que durante el embarazo buscamos cuidarnos mucho más de lo normal, pues queremos ofrecer lo mejor de nuestro sistema a nuestro bebé, no todo lo natural es realmente saludable.

Durante el embarazo experimentamos muchas sensaciones. Los cambios físicos y emocionales muchas veces van acompañados de recetas caseras de familia, plantas, infusiones y demás consejos “naturales”. Pero es fundamental investigar antes de ingerir cualquier cosa por natural que pueda ser, ya que los principios activos detrás de cada hierba pueden generar efectos adversos durante el embarazo.

¿Qué es un té herbal?

bolsas-de-infusiones-de-té

Es importante diferenciar un té de un té herbal. El té clásico se realiza colocando en agua caliente la planta de té (Camellia sinensis), de la cual se realizan los té verde, rojo, negro, amarillo y oolong los que se obtienen dependiendo de los niveles de oxidación de la planta.

Lo importante es que esta planta contiene cafeína, y el consumo de cafeína no puede pasar desapercibidamente durante el embarazo. De allí que haya que vigilar el consumo hasta de un aparentemente inofensivo y relajante té en el embarazo.

Por otro lado, el té herbal no se realiza con esta planta, y por ende, no debería tener cafeína. Sin embargo, hay algunas preparaciones que ya vienen en el mercado en donde algunas mezclas herbales incluyen -por desgracia- cafeína.

Los té herbales se realizan con raíces, semillas y frutas de diversas plantas. Cada planta tiene sus propiedades y su encanto, el cual -bajo el poder del agua caliente- se activa para el consumo y deleite de nosotros.

Por definición todos los té son infusiones, ya que se preparan con agua caliente -sin que llegue a hervir- y se agrega la fruta, raíz, hoja, flores, corteza o semilla de la planta deseada. Luego de dejarla unos minutos se retiran los residuos y queda el té, té herbal o infusión.

¿Es seguro ingerir manzanilla durante el embarazo?

Algunas hierbas e infusiones que, en una mujer normal podrían ser grandes aliadas para combatir molestias asociadas al ciclo menstrual, durante el embarazo pueden generar efectos adversos.

Tomar manzanilla es una de las recomendaciones estrellas de todos los tiempos. La manzanilla se aconseja desde tiempos inmemoriales por sus amplias propiedades, entre las cuales encontramos algunas muy solicitadas: conciliar el sueño, calmar la ansiedad y aliviar molestias estomacales, por ejemplo.

Sin embargo, la razón por la que los médicos no la recomiendan es porque no hay suficientes estudios para avalar el consumo libre de esta planta durante el período del embarazo de la mujer. Claramente, los efectos y repercusiones dependerán de la cantidad, la circunstancia y la historia médica de cada mujer. Especialmente aquellas mujeres con historias clínicas asociadas a la fiebre del heno y diversas alergias deben mantenerse alejadas de la manzanilla.

De resto, el equilibrio, sentido común y la investigación te serán de gran ayuda, aunque siempre es importante consultar con tu médico en caso de dudas.

Si decides ingerirla durante el embarazo considera bien los pro y contra, y recuerda que si ya has consumido té de manzanilla, no te alarmes, un poco no será negativo ni para ti ni para tu bebé. Además, recuerda que la infusión de manzanilla o el té de manzanilla debe realizarse con las flores y no las hojas para que no sea tan fuerte ni sepa amarga.

Riesgos de ingerir Manzanilla durante el embarazo

té-de-manzanilla-con-floresEl principal riesgo asociado a la manzanilla durante el embarazo, lo hemos mencionado, está relacionado con las alergias que pudiera desencadenar. Sin embargo, existe otro factor de riesgo y es que la manzanilla es considerada como una planta emenagoga, es decir que puede ser abortiva ya que estimula el flujo sanguíneo en la zona de la pelvis y el útero.

La manzanilla ayuda maravillosamente a calmar los calambres menstruales gracias a su función antiinflamatoria y antiespasmódica, sin embargo, al ser también útero-estimulante, es importante evaluar todos los efectos de la planta, ya que por querer calmar las náuseas -por ejemplo-, o simplemente querer tomarnos un té relajante, podemos conseguir el efecto contrario.

¿El té de manzanilla puede inducir el parto?

Las plantas emenagogas, como la manzanilla (Matricaria recutita) también conocida como chamomilla y camomila alemana-, han sido utilizadas por muchas mujeres desde tiempos remotos. Su nombre “Matricaria”, deriva del latín “Matrix”, que significa “vientre”, y es una planta que ha acompañado a las mujeres a lo largo de los trastornos femeninos del ciclo menstrual, pero no en el embarazo propiamente tal.

Durante los primeros tres meses de gestación, que es cuando se establecen las bases del desarrollo del bebé, es preferible evaluar detalladamente todo lo que consumimos, y prestar especial atención a las señales de nuestro cuerpo. Si nos apetece una taza de té, evaluemos la necesidad de fondo para acertar. Escuchemos nuestro cuerpo y mantengámonos saludables.

Si tenemos náuseas matutinas, mejor combatirlas con té de jengibre, al igual que todo tipo de molestias digestivas. Si estamos más bien débiles y cansadas, una taza de rooibos puede ayudar a fortalecer nuestro sistema inmune. Y si estamos ansiosas, apliquemos otros recursos como una taza de leche vegetal caliente antes de dormir, un masaje, meditación, yoga, aromaterapia o flores de Bach.

La manzanilla en grandes cantidades puede tener efectos adversos en el embarazo, y pese no haber estudios exhaustivos sobre esto, el sentido común nos dice que mejor prevenir que curar. Sigue tu instinto, investiga y consulta con un experto.

¿Cuáles hierbas son seguras durante el embarazo?

té-de-jengibre-con-limón

El consumo de infusiones es recomendable siempre que no haya principios activos que puedan interferir en el desarrollo del bebé o sobreestimular a la madre. Muchas infusiones en el mercado ya vienen con combinaciones seguras para el embarazo, con todo es importante leer los ingredientes porque muchas infusiones incluyen cafeína, cuyo consumo es seguro durante el embarazo hasta 200 mg diarios.

Los estudios de fitoterapia y herbolaria en el embarazo son escasos, por eso lo mejor es actuar con cautela y dosificación.

Algunas de las recomendaciones seguras son:

  • Roiboos: también conocido como el té africano, pero no tiene ni teína ni cafeína. Mejora el funcionamiento del sistema inmune, las funciones digestivas, óseas y de la piel. Además tiene propiedades antioxidantes, antivirales y antiinflamatorias.
  • Gengibre: por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y astringentes, además por su aporte de hierro y ayuda en la digestión, alivio de náuseas matutinas, pero no se recomienda en mujeres con colon irritable, hipertensión, diabetes, etc.
  • Té de hojas de frambuesa: a partir del segundo trimestre se puede beber bien dosificado por sus propiedades tonificantes del útero lo cual ayuda a reducir la duración del parto. No se recomienda en todas las mujeres ya que algunos embarazos de riesgo tienen contraindicado sobreestimular el útero para evitar contracciones.

Si tienes síntomas de embarazo, lee bien todo antes de consumirlo ya que existen muchos ingredientes naturales aparentemente inofensivos pero que justamente por la falta de evidencia científica se recomienda un consumo de moderado a bajo.

Las mujeres embarazadas tiene un gran radar que les permite ir hacia los alimentos que su cuerpo necesita. Por ejemplo, muchos antojos están relacionados con carencias de componentes presente en el supuesto antojo. En este caso, una taza de té de manzanilla puede ser sustituida por una taza de té de jengibre y vigilar el consumo de calcio ya que la manzanilla es rica en calcio.  Tal vez tu cuerpo necesite calcio y no manzanilla.

¿Cuáles son los beneficios de ingerir té de manzanilla?

Entre los beneficios de la manzanilla encontramos:

  • Es antioxidante, sedante, tónica, vasodilatadora y antiespasmódica.
  • Ayuda aliviar infecciones en el tracto urinario por sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.
  • Ayuda a calmar los síntomas de la gripe y alivia molestias intestinales, la náusea matutina y problemas digestivos.
  • Ayuda a combatir la ansiedad y el insomnio por su efecto sedante.
  • Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.
  • Mantiene tu cuerpo hidratado.

Estos beneficios pudieran verse eclipsados si el consumo de la manzanilla ocurre bajo el efecto de ciertos medicamentos o drogas, ya que la combinación de ciertas plantas con medicamentos, puede desencadenar efectos adversos.

Por ejemplo, se han encontrado efectos secundarios al utilizarse la manzanilla tras una cesárea debido a la reacción de la manzanilla con drogas anestésicas. Otros estudios asocian bebés con problemas del sistema circulatorio con un consumo excesivo de manzanilla en el embarazo. Y algunos estudios indican que el consumo excesivo de manzanilla durante el embarazo está asociado a abortos espontáneos y partos prematuros.

Por tratarse de estudios escasos, prevalece la recomendación generalizada. Con todo, cada mujer es única, y cada caso debe evaluarse separadamente. Así que, ante la duda, mejor consultar tu corazón y tu doctor.

Te gusto el articulo?
Share on pinterest
Share on Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Cecilia Salazar

Cecilia Salazar

@mamamistica
Mamá de 3 varones.
Investigadora especializada en temas de embarazo y educación perinatal.
Doula.
Promotora de Lactancia Materna.

Dejar un comentario