Los 7 Mejores Humidificadores Para Bebés

Mejor-humificador-para-bebé

Entre las herramientas más útiles que he encontrado para aliviar la congestión y los mocos en mi pequeño de meses, está el mejor humidificador para bebé, un equipo que me permite ubicar el nivel de humedad perfecto para su habitación, evitando la aparición de problemas respiratorios, resfriados, alergias e incluso asma.

Estos aparatos permiten controlar la humedad, lo que es ideal en la habitación del bebé.

¿Cuál es el mejor humidificador para bebé?

Entre buscar y buscar un humidificador que me ofreciera todos los beneficios de estos equipos, comprendí que existen diversos factores sumamente importantes que no debemos pasar por alto al momento de elegir.

Entre esos está su nivel de sonido, qué tan silenciosos son, su salida de vapor, la capacidad de almacenamiento de litros de agua e incluso su diseño, ya que pueden encontrarse desde los modelos más sencillos, hasta humidificadores en forma de tiernos osos que encantará a los más peques de casa.

A continuación les presentamos los mejores humidificadores para bebés:

1. Humidificador para bebé VicTsing

El humidificador de la marca VicTsing es de las mejores opciones que podéis encontrar en el mercado, siendo práctico y fácil de ajustar, brindará un control en los niveles de humedad optimo al contar con un sistema de filtro de piedra médica, un material antibacteriano que servirá para purificar de manera continua el agua de su interior.

Su depósito de agua es sumamente sencillo de llenar, al solo tener que levantar su cubierta superior y añadirla, resultando muy conveniente y fácil de utilizar.

Otra de las ventajas de este equipo es lo silencioso que resulta, posee un sistema de seguridad que apaga el equipo una vez el agua en su interior se haya terminado.

2. Humidificador para bebé TaoTronics

Seguimos la comparativa con un modelo de humidificador que cuenta con tecnología ultrasónica, lo que implica un rendimiento mucho más eficiente para liberar por sus boquillas aire frío purificado que ayudará con la respiración de vuestro bebito, además de otros beneficios como la humectación de la piel.

Este modelo es uno de los que posee mayor capacidad de almacenamiento de agua, pudiendo albergar hasta 3.5 litros en su interior. Su sistema de control es sumamente intuitivo y sencillo, al contar con una perilla que podréis girar para controlar el nivel de neblina, además de poder trabajar por 10 horas de forma ininterrumpida.

3. Humidificador para bebé Chicco

Este humidificador se diferencia de los anteriores por brindar la posibilidad de utilizarlo con aceites esenciales y así disfrutar de los beneficios de la aromaterapia.

Posee un sistema que permite al equipo un trabajo continuo de hasta siete horas, con apagado automático una vez que haya terminado su ciclo, de esta manera podréis estar seguros de que el humidificador no se dañará por falta de agua cuando se haya quedado sin la misma.

Al emitir vapor de agua caliente, es un equipo capaz de controlar el grado de humedad en la habitación de vuestro bebé recién nacido, para evitar una nariz seca o con secreciones.

4. Humidificador para bebé ELNIA

Con la capacidad de albergar hasta 2 litros en su depósito de agua, este humidificador es perfecto para usar en la habitación de vuestro pequeño, al poder funcionar por hasta 18 horas seguidas sin la necesidad de apagarlo.

Es un humidificador ionizador, lo que significa que libera iones para ayudar en la vitalidad, calmar nervios y purificar el aire, además de ser de muy buena calidad y tener un precio asequible.

Tiene un peso de 3 kilos y un diseño encantador en forma de osito que encantará a los más pequeños, además de un sistema de control sencillo.

5. Humidificador para bebé AOLVO

Siendo de lo menos costoso que encontraréis en la lista, no solo se trata de un funcional humidificador que servirá para controlar los niveles de humedad, sino que, además, es una luz LED quitamiedos con un lindo diseño de estrellas y luna con un área de proyección amplia que iluminará toda la habitación.

Posee sistema de auto-apagado y de desconexión temporizada, para que podáis estar seguros de que, una vez se quede sin agua, el aparato dejará de funcionar y evitará que se pueda dañar. Puede usarse con diferentes aceites, desde uno de eucalipto, hasta de menta y sirve para usar con aire acondicionado en la habitación.

6. Humidificador para bebé Lypumso

Con un funcionamiento totalmente silencioso gracias a la tecnología de ultrasonido, este humidificador podrá funcionar toda la noche sin perturbar las horas de sueño de tu bebé o las tuyas.

Es capaz de emitir un vapor ultra fino, ideal para suavizar la piel durante el invierno e impedir la aparición de mucosidad en la nariz de tu pequeño, sin contar que, gracias a su tamaño, será muy sencillo de instalar en cualquier lado de la habitación.

Tiene una relación calidad-precio excelente, al ser sumamente funcional y resultar barato entre otros modelos similares.

7. Humidificador para bebé UBEGOOD

Para cerrar la lista, se encuentra este humidificador con luminoterapia que ayudará a bebés a dormir mejor y a vosotros a dormir más tranquilos.

Es un modelo recomendado por su capacidad de almacenamiento de agua, aun cuando su tamaño es bastante compacto, permite almacenar hasta 300 mililitros que ayudarán a limpiar el área de la habitación y a controlar los niveles de humedad.

Es un humidificador que cambia de color, pudiendo elegir entre aleatorio o vuestro color favorito. También servirá para ambientar vuestro hogar, al poder hacer uso de aceites en su interior.

¿Por qué comprar un humidificador para bebé?

un-humidificador

Los humidificadores son una herramienta clave si vives en un sitio seco, ya que estos ayudan a regular humedad en el ambiente, devolviendo la cantidad necesaria de agua al clima, impidiendo la aparición de gripes o alergias al tener un entorno controlado, cosa que es necesaria si tienes un bebito en casa.

Y en el caso de que tu bebé tenga su primera gripe, el deshumidificador también será sumamente útil, al ayudar a eliminar la mucosa que pueda encontrarse en su naricita, haciendo que el pequeño logre respirar mejor.

Ayudan además a controlar la reproducción de bacterias, ya que, si el equipo aumenta la temperatura, evita que el ambiente sea demasiado húmedo.

Qué debes buscar al comprar un humidificador para bebé

Antes de elegir un humidificador para la habitación de tu pequeño, es ideal que tomes en cuenta diferentes factores, funciones y características que te llevarán en la dirección correcta:

Facilidad de limpieza:

Un humidificador que sea de vapor frío requerirá una limpieza frecuente, ya que su agua tiene que ser cambiada para evitar contaminación e impurezas en el aire.

Cada producto tiene instrucciones de limpiado diferentes, que deberás seguir para obtener los mejores beneficios del equipo humidificador, pudiendo tratarse de:

Limpieza diaria: El equipo requiere ser limpiado cada día de uso, al igual que cambiar el agua luego de todo un ciclo, esto evitará la proliferación de bacterias, manteniendo el líquido en su interior cristalino.

Limpieza semanal: Otros humidificadores requieren de una limpieza más profunda de forma semanal, donde puedes ocupar un cepillo pequeño para llegar a partes de difícil acceso y utilizar mezclas de vinagre para eliminar cualquier impureza.

Efectividad:

Para conseguir un equipo que sea realmente efectivo, es importante que te fijes en:

Su potencia: Esta será la capacidad del humidificador de controlar los niveles de humedad en mayor o menor cantidad de metros cuadrados, por lo que, fijarse en la potencia es una necesidad dependiendo del espacio que quieras abarcar.

Capacidad: Un equipo con un tanque de almacenamiento de agua más grande, requerirá de menor cantidad de llenados constantes, ya que solo vas a tener que llenarlo una vez y dejarlo funcionar hasta que termine su ciclo.

Duración: Está relacionada con la capacidad del humidificador, ya que, a mayor cantidad de agua, el equipo podrá estar mayor cantidad de horas en funcionamiento continuo.

Ruido: Las unidades de ultrasonido no requieren de un ventilador como las de evaporación, razón por la cual tienden a ser más silenciosas y aptas para ubicar en la habitación de tu pequeño, esto debido a que solo emitirán ruido blanco que, de forma beneficiosa, puede ayudarlo a dormir.

Facilidad de uso: Buscad un equipo que sea sencillo de operar, con mandos intuitivos que no requieran de demasiado esfuerzo y hasta con un sistema de apagado que, al terminarse el agua, el humidificador deje de trabajar por sí solo.

Peso y tamaño: Estos equipos son mejores en tamaños compactos y de peso liviano, de modo que sean sencillos de transportar de un lugar a otro sin que se convierta en un problema.

Funciones: Pensad en todas esas funciones que pueden hacer del humidificador un equipo más eficiente, un control remoto, la posibilidad de ajustar su velocidad de ventilador y el poder ver los niveles de humedad en una pantalla.

Diseño: El diseño, junto a su peso y tamaño, harán del equipo un humidificador mucho más sencillo de ubicar en la habitación. Tomad en cuenta que estará ubicado entre las cosas de tu bebé, por lo que un modelo con forma de animalito o divertido será mucho más apropiado.

Funciones extras y modos a considerar

Funciones como una luz de noche para la habitación del pequeño, la posibilidad de elegir un vapor caliente, de usar aceites, como también la función de higrómetro integrado harán del humidificador un equipo mucho más efectivo y útil.

Accesorios útiles:

Junto a la compra de un humidificador, también es necesario pensar en su limpieza, donde un cepillo de tamaño pequeño y equipado con esponja ayudará a eliminar las impurezas y suciedad que puedan encontrarse en su interior.

De igual manera también es conveniente optar por la compra de agua destilada, ya que estas no poseen minerales que tranquen la máquina.

Tipos de humidificadores

Existen dos grandes clasificaciones de estos equipos, los que liberan vapor frío y los que liberan vapor caliente, ambos muy beneficiosos dependiendo del uso que vayáis a darle.

Antes de comprar, es conveniente conocer cada uno de los tipos de humidificadores disponibles:

Vapor frío:

Este tipo de humidificador libera vapor utilizando la temperatura ambiente de la habitación, por lo que no existirá el peligro de que tu bebé pueda tocar el agua caliente o el equipo.

Vapor caliente:

Al contrario de los anteriores, estos humidificadores se encargan de liberar vapor caliente, lo que es sumamente beneficio para las vías respiratorias de bebés que tengan gripe o cualquier otra afección en sus pulmones, como bronquitis ¹ o laringitis ², esto al ayudar a eliminar la mucosa espesa que puede ubicarse en su nariz y demás sistema respiratorio.

Son más silenciosos y eliminan las bacterias, pero, deben estar ubicados en una zona alejada de los niños para que no se quemen.

Se trata de la manera en la que el equipo riega o dispersa el agua, los de evaporador tienen un diseño clásico, muy fácil de limpiar y la cantidad de líquido a utilizar dependerá de la humedad en el ambiente.

Ultrasónico:

Este tipo de humidificador está equipado con una placa de metal que se encarga de vibraciones a una frecuencia ultrasónica, moviéndose de forma veloz para romper las partículas de agua y así generar el vapor. Son más silenciosos y, actualmente, dominan los modelos de humidificadores con este sistema.

En su mayoría, se tratan de humidificadores de vapor frío ultrasónico.

humificador-y-bebé

Tips de seguridad al usar humidificadores

Los humidificadores son una gran adición prenatal para llevar a tu hogar antes de la llegada de tu bebé e incluso cuando ya este se encuentre en casa, pero, para obtener todos sus beneficios, es totalmente necesario un uso seguro y adecuado, por lo que, siguiendo algunos tips, lograrás operarlos de la forma correcta:

  • Mantenerlos secos

Si no estarás utilizando el humidificador, lo ideal es retirar el agua de su interior, secarlo muy bien y almacenarlo en un sitio seco. Siempre que sea posible, es conveniente abrir su tapa para airear el interior e impedir la formación de bacteria.

  • Desinfectar regularmente

Los lugares húmedos y mojados son susceptibles a la aparición de moho y bacterias, razón por la que es ideal limpiar y desinfectar el equipo de la manera que indica su fabricante en las instrucciones.

  • Usa el agua adecuada

El agua destilada, desmineralizada o hervida es ideal para el uso con humidificadores, ya que no contienen impurezas o minerales que puedan tapar el equipo, además de que impedirán la contaminación al aire que luego pueda afectar la salud del bebé.

  • Cambiar el filtro

No olvides de cambiar el filtro del humidificador siempre que sea necesario o cuando haya cumplido su tiempo útil. Algunos filtros pueden lavarse para desinfectarlos, mientras que otros requieren de un cambio por una pieza nueva.

  • Usa aceites esenciales de forma adecuada

Estos aceites son muy beneficiosos, pero no todos servirán para bebés, ya que están indicados para adultos. De igual manera, debes tomar en cuenta que el humidificador sea compatible con ellos, ya que, de no serlos, pueden dañar el equipo.