¿Cómo debe ser la comida de un bebé de un año?

La comida de un bebé de un año va cambiando a medida que él crece. Su comportamiento, sus hábitos, sus gustos… Todo supone un nuevo reto para los papás y las mamás. Por eso mismo, hemos creado una guía completa para que sepas qué cambios vas a encontrarte y cómo aportarle los mejores nutrientes.

5 Cambios en la alimentación del bebé de un año

1. Alimentos sólidos

Mano-de-bebé-con-hogaza-de-pan

Cuando el pequeño cumple un año de vida es más fácil que coma alimentos sólidos. Si bien, aún hay mamás que tienen miedo a que se atraganten. Así que, si quieres puedes seguir dándole alimentos triturados y probar con algo blandito de textura “normal”. Por ejemplo, un trozo de plátano o un trozo de zanahoria cocida. Incluso puedes hacerle compota de manzana para que se vaya familiarizando.

Seguramente él ya quiera comenzar a probar los alimentos que tú comes. Querrá saber qué es eso que metes en la boca y que aún no ha probado. Así que, tenlo en cuenta. Nunca lo dejes solo a la hora de comer.

Además, ten en cuenta que hay estudios que aseguran que comer sólidos les ayudan a dormir mejor.

2. Crecimiento más lento

A partir de ahora el crecimiento va a ser más lento que durante su periodo anterior. Normalmente un niño crece unos 25 centímetros de longitud su primer año mientras que, en el segundo, esa cantidad se reduce a los 12,5 cm.

Por lo tanto, esto hará que necesite ingerir menos alimento, ya que no está creciendo a la misma velocidad. Esto a veces es un problema para los papás y las mamás que creen que al ser mayor tiene que comer mucho más.

Cuidado con esto y con los alimentos que se le dan de comer, ya que existe la obesidad infantil con la que se está luchando. Mientras que tome los nutrientes que necesite, aunque sea en cantidades pequeñas, es más que necesario.

3. Mayor autonomía

Es conveniente que a partir de este momento el pequeño comience a comer solo. Por favor, déjalo. Ve enseñándolo poco a poco y ya verás como cada vez lo hace mejor, aunque al principio no sea así.

Es fundamental que priorices su autonomía para que sea más independiente. Hoy en día, aún hay abuelas y mamás que les cortan la comida a los niños de 10 o 12 años. Esto no es nada bueno para su desarrollo actual y futuro.

Así que, prioriza que sea autónomo e independiente cuanto antes. Ayúdalo, refuérzalo y estate ahí cuando más lo necesite. No vas a dejar de ser importante en su vida porque comience a hacer cosas por sí solo.

Además, él también querrá ser más independiente. Verá a los mayores hacer las cosas solas y querrá imitarlos, ser como ellos. No limites este deseo. Ayúdalo y sé su apoyo.

4. Comidas diarias con la familia

El pequeño a pesar de no poder sentarse en una silla grande como los demás, se sienta en su trona. Esto es perfecto y es importante que lo haga durante las comidas de la familia. Durante el desayuno, la comida y la cena. O, si no podéis en todas, en una al menos al día.

De esta forma, se habituará a este acto social diario que realizamos sin a penas prestar atención. Participará en las conversaciones – aunque no hable – y se sentirá parte de la familia.

Es conveniente compartir este momento con los hermanos y los padres, fomentará la unión. Además, evita cualquier otro tipo de estímulo como la televisión, el móvil o la tablet. Es un momento único para vosotros y hay que cuidarlo.

Haz que tu bebé esté con vosotros durante las comidas. Se sentirá más unido a vosotros y sabrá que forma parte de la familia.

5. Evita los dispositivos electrónicos

Por desgracia no somos conscientes del daño que estamos generando en los pequeños al darle un dispositivo electrónico tan pronto. Y, esto es algo que se repite de forma constante cada vez más.

Cuando el niño llora, cuando quieres que te deje tranquila, cuando estás hablando con alguien… Los móviles y tablets, al igual que las televisiones lo que hacen es “atontar” a los pequeños. Dejan de pensar, de ser autónomos, de tener curiosidad y se quedan mirando a la pantalla como si no existiera nada más. Y, cuando se la quitas, se enfadan. Provoca irritación.

Si quieres que tu pequeño no tenga problema de concentración, de ira, de irritabilidad y tenga un buen futuro, por favor, evita estos estímulos. Algún día puedes ponerle una película, pero no lo tomes como una costumbre y mucho menos durante la comida que es cuando estáis juntos.

Consejos en la comida de un bebé de un año

bebé-comiendo-de-una-cuchara

La alimentación de un bebé de 12 meses cambia como ya comentamos. Por eso mismo, vamos a proponerte una serie de consejos que es fundamental que pongas en práctica.

  • ¡Crea nuevas recetas!

Los bebés al igual que los adultos se pueden cansar de comer siempre los mismos alimentos o de la misma forma. Por lo tanto, comienza a cambiar pequeñas cosas. Por ejemplo, machácale la mitad de los alimentos cocidos del plato como la zanahoria, el brécol o la patata y déjale otra mitad con los mismos productos sin triturar.

De esta forma, irá probando nuevas texturas, otras formas de comer. Le sorprenderá mucho notar en su boquita los cambios que hay de comer todo triturado a probar la realidad.

Además, ya puede comer con la cuchara de forma exclusiva y beber de un vaso. Prueba también con legumbres como las judías o las lentejas y, también con las pastas o las verduras mezcladas.

No aconsejamos comprar los potitos ya que la mayoría contienen una cantidad muy elevada de azúcar.

  • Evita el azúcar

Sí, como has leído. Es importante evitar el azúcar. Este ya lo obtiene de la fruta y la verdura de forma natural. Es conveniente que no le des ni bollería industrial, ni otro tipo de producto con azúcar sin sentido.

Lamentablemente, aún queda mucho que aprender en este sentido, pero trata de evitarle la exposición a estos productos el máximo tiempo posible. Así su alimentación será mejor, estará más sano y se sentirá mejor.

Evita el azúcar y los alimentos como la bollería, repostería o gominolas. Así estará más sano y sus niveles nutricionales serán mejores.

  • Acompaña siempre al pequeño

Nunca lo dejes solo cuando está comiendo. Siempre tiene que haber alguien con él, ayudándolo y prestándole atención. De esta forma, te aseguras de que no tenga ningún problema y de que esté cuidado y supervisado en todo momento.

  • Solamente agua

Opta siempre por darle agua, ni zumos de supermercado o grandes superficies, ni bebidas con gas. Si quieres, puedes preparar un zumo tú en casa. ¿Por qué hay que evitarlos? Por lo que comentamos antes: su elevada cantidad de azúcar.

El agua es lo más sano que hay. Por lo que es importante que la ingiera en buena cantidad y que la leche que tome sea únicamente la materna o una solución creada en esta misma línea, no de otro animal.

3 Menús para niños de 12 meses

bebé-pequeño-con-frambuesas

A continuación, hemos recopilado una serie de recetas que puedes poner en práctica para que tu pequeño se encuentre bien nutrido.

Menú 1

  • Desayuno: un biberón o el pecho a demanda, puede ser de 210 ml o de la cantidad que suela tomar. Puedes acompañarlo de algún puré si necesita más.
  • Media mañana: yogur de soja o media taza de pera cortada o de mandarina.
  • Comida: 200 gramos de puré de verduras con lentejas o garbanzos. De postre una compota o un yogur de soja.
  • Merienda: yogur de soja, un biberón de leche materna o una compota.
  • Cena: puré de verduras con un poquito de aceite de oliva extra virgen y leche materna.

Menú 2

  • Desayuno: un biberón de leche materna, media taza de manzana cortada en cubitos.
  • Media mañana: yogur de soja, biberón o compota.
  • Comida: 100 gr de pollo triturado con 100 gr de puré de verduras.
  • Merienda: media taza de pera cortada y una rebanada de pan con aceite de oliva extra virgen.
  • Cena: una tortilla francesa de uno o dos huevos y un biberón de leche materna.

Menú 3

  • Desayuno: un biberón de leche materna y media taza de pera cortada.
  • Media mañana: media taza de gajos de mandarina o de fresas.
  • Comida: 200 gramos de puré de soja con verduras. De postre un poco de compota o de queso fresco.
  • Merienda: un yogur de soja o un biberón.
  • Cena: media taza de pasta con verduras y unas judías con aceite de oliva extra virgen.

¿Cómo puedo hacer que coma con cuchara?

El pequeño irá aprendiendo poco a poco. Lo que sí es importante es que tengas muchísima paciencia y que no lo fuerces. Irá a su ritmo, pasito a pasito y cómo él considere conveniente.

Lo que sí debes tener claro es que si antes tardaba 15 minutos en comer ahora tardará el doble, 45 minutos. Así que, pídele ayuda a tu pareja o a un familiar e ir poquito a poco. Terminará acostumbrándose si eres constante, ¡no vuelvas a los purés por comodidad!

¿Cómo hacer que coma nuevos alimentos?

Lo primero que debes tener en cuenta es que no le va a gustar todo lo que le das, pero debes intentar que lo coma, aunque sea triturado. Por ejemplo, si no le gustan las judías opta por las espinacas y si no le gustan ambas hazle un sofrito distinto o mézclalas con pasta.

Poco a poco se irá acostumbrando a los nuevos sabores. Además, un truco es crear un plato bonito con colores y con caritas para que le haga gracia y quiera comerlo.

Crea platos bonitos con sonrisas y ojos, con colores llamativos. Así el pequeño comerá más feliz y con más ganas.

¿Qué alimentos tiene que comer un niño de un año?

Un niño de 12 meses tiene que comer todos los productos que le permitan tener una dieta equilibrada en proteínas, hidratos, grasas… Por lo tanto, opta por legumbres y patata, por verdura, por fruta, huevo, soja y, en menor cantidad por pescados y carnes.

¿Hay alimentos que no debe comer?

Sí, hay productos que no debe comer. De hecho, hay una gran lista que deberías tener en cuenta tanto para su propia salud como para la tuya. Esta es:

  • Bollería, gominolas, etc.
  • Alimentos con harinas refinadas, opta por integrales.
  • Fiambre en exceso.
  • Alimentos crudos.
  •  
  • Productos con gran contenido en sal o azúcar.
  • Bebidas con gas.
  • Zumos comerciales.
  • Potitos comerciales.
  • Alimentos en conserva. Mejor que serán frescos.
  • Frutos secos. Hasta que sea mayor y pueda tragarlos con facilidad es mejor evitarlos.

¿Qué hacer si se mancha mucho?

niño-comiendo-con-cara-manchada

Es inevitable que un bebé cuando está comenzando a comer se ensucie. Se manchará el cuerpo, la cara, las manos… ¡Es normal! Así que respira y relájate. Acostúmbrate.

Poco a poco irá aprendiendo a mancharse menos e irá dirigiendo mejor la comida. Es todo un aprendizaje. Si naciésemos aprendidos todo sería más fácil, pero no tan divertido. ¡Paciencia!

¿Qué hago si mi bebé no quiere comer?

Hay bebés que son muy mal comedores y que se niegan a todo tipo de alimentos, tanto si son nuevos como si no. O, que evitan determinadas texturas. Si esto es lo que te sucede puede deberse a varios motivos:

  • El pequeño puede tener sueño o estar cansado, por lo que priorizará el dormir al comer. Esto sucede de igual forma con los adultos. Deja que duerma y después, dale de comer.
  • A veces demandan atención con señales como esta. Piensa, ¿has pasado tiempo con él a lo largo del día? ¿Con quién ha estado? Puedes jugar un ratito con él y después comer. De esta forma, se cansará, se reconciliará contigo y se le abrirá el apetito.
  • Otra señal bastante común es que no quieran comer porque les duele la barriga o no se encuentran bien. Si esto persiste en el tiempo, llama o acude al pediatra.

Si esta situación perdura a lo largo del tiempo es aconsejable que acudas a un especialista para que te ayude en todo el proceso.

Te gusto el articulo?
Share on pinterest
Share on Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Raquel Graña

Raquel Graña

Raquel Graña. Psicóloga, sexóloga y coach educativa. Referente en relaciones afectivas saludables (con uno de los mayores canales de YouTube en este ámbito: Íntimas Conexiones)

Dejar un comentario