43 Cosas que Debes Hacer Durante el Primer trimestre de Embarazo

43 Cosas que Debes Hacer Durante el Primer trimestre de Embarazo

Durante el primer trimestre de embarazo hay una serie de cosas que es conveniente que realices. No todas las mamás piensan en ellas, pero si las tienes en cuenta tendrás más posibilidades de que tu embarazo salga adelante.

A continuación, te presentamos las 43 Cosas Más Importantes durante el Primer Trimestre de Embarazo. ¡Comencemos!

embarazada-primeros-meses

 

1. Asegúrate de estar embarazada

El primer trimestre es una de las etapas del embarazo con más riesgos. Incluso se aconseja mantener en secreto este proceso tan bonito hasta que estés de tres o cuatro meses. Así que, cuando veas el positivo no se lo digas a todo el mundo.

Trata de mantenerlo para ti y tu pareja. Si lo necesitas, puedes contárselo a alguien con el que tengas mucha confianza. Eso sí, asegúrate de que sea de confianza real. Las sensaciones que transmiten las personas son muy importantes para ello.

Ten en cuenta que el test de embarazo te avisará a las dos semanas de si estás en cinta. Si bien, vuelve a realizarlo pasadas otras dos semanas más. Así tendrás la certeza.

2. Toma vitaminas para ayudarte

Los síntomas de embarazo durante el primer mes suelen ser bastante imperceptibles. La mayoría de mamás no tienen síntomas mientras que, otras, sí. No obstante, debes comenzar a tomar vitaminas prenatales desde el momento en el que lo sepas.

De esta forma reducirás las posibilidades de que el bebé tenga determinados defectos como la espina bífida. Es importante que durante el primer trimestre de embarazo tomes suficiente ácido fólico.

Debes tomar las vitaminas de forma diaria para fortalecer el desarrollo y crecimiento del bebé. También te ayudarán a encontrarte en mejor estado.

3. Realiza una evaluación médica al mes o mes y medio

El primer mes será prácticamente imperceptible, pero al mes y medio puedes acudir a tu médico para que te hagan una evaluación.

consulta-doctor

De esta forma, podrá examinar cómo se encuentra y medir tu presión sanguínea y tu salud. Siempre es conveniente tener a alguien de confianza en el sistema sanitario.

 

4. Crea un registro de tu evolución

Puedes escribir en una libretita cuándo te encuentras más cansada, si sientes náuseas, mareos… De esta forma, puedes ir midiendo tu propia evolución. Así, si en algún momento tu médico necesita saber puedes facilitarle toda esta información.

¡Eso sí! No te obsesiones. La mayoría de mamás no sienten nada durante el primer trimestre. Tómalo con calma y haz una vida normal, como siempre has hecho.

5. No comas de más

El bebé se alimenta de lo que tú ingieres, pero no necesitas ingerir más comida de la cuenta. Hay personas que creen que sí y terminan teniendo sobrepeso durante esta época tan bonita de su vida.

No hace falta comer más, lo importante es que comas de forma saludable, pero la cantidad debe ser la misma.

6. Cocina de forma saludable

Trata de no ingerir fritos o procesados. Cocina a la plancha, cuece la comida o hazla al horno. Es conveniente que te cuides más de lo habitual. Si ya no comías procesados ni fritos en exceso, ¡enhorabuena! A penas tendrás que cambiar tus hábitos.

7. Come fruta y verdura

Muy importante ingerir gran cantidad de fruta y de verdura. Además de las vitaminas propias de estos alimentos encontrarás una gran fuente de fibra y de agua. Es conveniente que la fruta o un yogurt sea tu comida a media mañana o, media tarde.

frutas-en-platos

Trata de cuidar tu salud y de comer equilibrado. Es fundamental para un desarrollo adecuado cuidarse como hacías antes del embarazo.

 

8. Frutos secos

Los frutos secos son una excelente fuente de grasas y carbohidratos saludables. Te ayudarán a tener energía y a mantenerte activa. Eso sí, sigue teniendo en cuenta la grasa, por lo que toma pequeñas cantidades a la mañana y a media tarde.

9. Opta por snacks saludables

No pasa nada si un día al mes te apetece algún producto calórico. Si bien, opta siempre por snacks saludables durante las etapas del embarazo. Puede ser fruta, fruta deshidratada, frutos secos o yogurt. Lo que más te apetezca en ese momento.

10. Beber mucha agua

Bebe al menos 8 vasos de agua al día. Siempre hay que tener el cuerpo hidratado, pero es conveniente que bebas de más que de menos. Así ayudarás a tu organismo a eliminar las toxinas.

vaso-de-agua

 

11. Ve al baño siempre que lo necesites

No aguantes las ganas de hacer pis. Tu vejiga no debe sentir presión. Así que, trata de ir al baño todas las veces que lo necesites para tener mejores sensaciones.

12. No fumes ni bebas alcohol

Hay estudios que demuestran que la ingesta de alcohol o de tabaco durante la gestación produce malformaciones en el bebé. Ten cuidado en este ámbito. Evita completamente la exposición a ambos factores.

13. Practica deporte moderado

Es conveniente que practiques deporte de forma moderada durante el embarazo. También es adecuado que antes de buscar al bebé te hayas mantenido en forma. Camina al menos 30 minutos cada día. Ve a tu propio ritmo, sin prisa, pero sin pausa.

mujeres-practicando-yoga

Trata de controlar tu peso y tu salud para que el embarazo sea lo más saludable posible.

 

14. Realiza estiramientos

Los estiramientos son buenos en cualquier momento de la vida. Te ayudan a mantener activo, flexible y en buen estado. Así que, puedes tomarlos como un hábito diario.

15. Descansa

El primer trimestre de embarazo es el que tiene más riesgos de aborto. Por lo tanto, si te sientes cansada, descansa. Si quieres dormir más, duermo. No te fuerces.

Es importante que conectes con tu cuerpo. De esta forma sentirás más cuáles son tus necesidades. Si hay algún día que sientes alguna molestia haz estiramientos o descansa. Por supuesto, esto es compatible con una vida activa, pero sin esfuerzos.

16. Acuéstate temprano

Durante el embarazo puede que estés más cansada de lo habitual. Así que acuéstate antes y trata de descansar. Si no puedes dormir lee un libro en cama. Esto te ayudará a desconectar, a relajarte y a dormir mejor.

17. Practica meditación

Medita. Es importante que comiences a meditar para callar tu mente y aprender a relajarte. Esto te ayudará a dejar de pensar en si el bebé está bien o si todo se desarrolla de forma adecuada.

mujer-meditando

Respira, pon foco en tu respiración, en los movimientos de bajo vientre en cada inspiración. Y, exhala con cuidado. Coloca un cojín debajo de tus nalgas si es más sencillo y deja de pensar. Pon foco solamente en cómo se inflan y desinflan tus pulmones, lentamente.

 

18. Lee artículos sobre maternidad

En nuestra página web vamos a ayudarte al máximo. Siempre recopilamos la mejor información, con estudios científicos, para que estés súper informada.

Siempre es bueno leer sobre el proceso que estás viviendo para estar preparada para un futuro. La maternidad es una etapa muy bonita de la vida y hay que disfrutarla totalmente.

19. Conecta con tu cuerpo para evitar problemas

Conecta con tu cuerpo para identificar todos los síntomas o signos que no son adecuados. Dolor de cabeza, dolor en el estómago o la espalda, sensaciones de frío, malestar… Si notas alguna complicación consulta con tu médico cuanto antes.

20. ¡Sácate fotos!

Un detalle sumamente bonito es ver cómo evoluciona tu pequeñín. Tómate una foto cada día, cada semana o cada mes. Verás cómo progresa lentamente tu barriguita y cómo vas disfrutando del proceso.

Después, puedes hacer un collage con todas las imágenes y colgarlas en su habitación. Es un recuerdo super hermoso para una etapa única en la vida.

21. Elige un profesional de la salud

En España está la seguridad social, por lo que no necesitas elegir un profesional de la salud si acudes a través del ámbito público. Te tocará el que esté trabajando en ese momento.

Si bien, se realizan exámenes cada dos meses, por lo que si quieres estar segura, los meses que quedan en el medio puedes ir a un médico privado. Puede ser tu ginecólogo de confianza u otro nuevo recomendado por personas que conozcas.

Si te encuentras en otro país evalúa cuáles son tus posibilidades y escoge al profesional de la salud con calma. El que mejores servicios ofrezca y tenga un trato amable, más humano, es el que te recomendamos.

22. Deja la cafeína y la teína

Lo sentimos mucho. Si eres amante de la cafeína o de la teína, es conveniente que los dejes. Aumentan la presión sanguínea por lo que puedan afectar a tu embarazo.

No obstante, esto no quiere decir que tengas que dejar el café completamente. Hay especialidades de café creadas sin cafeína, incluso con relajantes como valeriana o melisa. ¡Y lo mejor de todo es que están muy ricas!

Con respecto a los tés, sustitúyelos por infusiones sin teína como el rooibos, menta o la melisa.

23. Piensa cómo y cuándo anunciarás el embarazo

Os recomendamos tomaros vuestro tiempo y no hacerlo de forma precipitada. El primer trimestre es en el que hay que tener más cuidado. Así que, tomadlo con cuidado.

De todas formas, crea una lista con las personas más importantes en tu vida: familia, amigos, compañeros… Ten en cuenta aquellos que te transmiten buenas sensaciones y vibraciones. Opta por ellos. Los que suelen ser más negativos o suelen tener reticencias, ponlos al final de la lista.

A pesar de que consideres importantes a esas personas negativas, no las tengas como primera opción. Es bueno rodearse de energías felices y positivas, sobres todo en este momento.

24. Etapas del embarazo

Es importante que conozcas todas las etapas del embarazo y cómo se va a desarrollando en cada una de ellas tu pequeño bebé.

Por eso mismo, es fundamental que te suscribas a nuestros Newsletter y que siempre estés atentas y a los nuevos artículos.

25. Conecta con tu bebé

Al menos 20 minutos al día es necesario que trates de conectar con tu bebé. Pon una música relajada, velas para calmar el ambiente e introducirte en la sesión. Cierra los ojos, respira profundamente y pon atención a tu útero.

mujer-con-oso-de-peluche

Trata de conectar, de sentir a esa pequeña criaturita que se está formando en tu interior. Esto te ayudará a ser más consciente de todo su proceso y de su crecimiento.

 

26. Sujetador de maternidad

Opta por sujetadores más blanditos y cómodos como los de maternidad. Suelen estar confeccionados en algodón aportando flexibilidad a tu pecho. Además, se adaptan a tu postura y al desarrollo paulatino que irás experimentando.

Es importante que tengas en cuenta que tu cuerpo irá creciendo paulatinamente. Así que necesitarás adaptar tus prendas.

27. Pantalones elásticos

Una de las prendas preferidas de la maternidad suele ser los pantalones elásticos o aquellos que tienen la cinturilla holgada. De esta forma tu barriguita puede ir creciendo y no supondrá un impedimento a la hora de vestirse.

Otras personas optan por las mallas. Esto es elección tuya. Puedes probar y elegir los que más te gusten. Eso sí, debes saber que el primer trimestre es en el que menos se notará y es conveniente que lo disimules si no lo quieres contar.

28. Camisas y camisetas holgadas

Opta por camisas y camisetas holgadas que no marquen demasiado tu barriguita. Así te encontrarás mucho más cómoda. No sentirás la ropa pegada tu cuerpo.

Es más, puedes comenzar a tener sensación de estar apretada. Por lo que siempre es mejor optar por ropa elástica que te haga sentir cómoda.

29. Calzado cómodo

El calzado que utilices también debe ser cómodo. Puedes optar por deportivas o tenis con los que te sientas cómoda, incluso por zapato cerrado. Eso sí, intenta evitar los tacones altos o zapatos estrechos que te puedan molestar.

30. Ten relaciones con tu pareja

Las relaciones sexuales te unen con tu pareja y te permiten sentirte conectada a ella. No vas a molestar a tu bebé en ningún momento. Recuerda que está alojado en el útero y tú tienes relaciones en la vagina.

Por lo tanto, debes saber que es una creencia errónea eso de que “vas a tocarlo” o “vas a hacerle daño”. El saco amniótico y los músculos del útero se encargan de proteger a tu bebé. Y, en el cérvix hay un tapón de moco espeso para evitar que el bebé contraiga infecciones.

El cuerpo es sabio y te ayudará en todo el proceso de desarrollo. No te preocupes y disfruta.

31. Habla con tu pareja

Uno de los puntos más importantes de las relaciones es que hay que hablar más. Es fundamental tener una buena comunicación, que esta sea asertiva y adecuada. Tratad de hablar todos los días, de contaros qué tal ha ido el día y de cómo os sentís.

Sois el apoyo el uno del otro y esto no se os debe olvidar nunca, ni cuando nazca el pequeño.

32. Crea un colchón para tu bebé

Un colchón económico es una cuenta de ahorro que vas a necesitar cuando nazca. Puedes comenzar a hacerla incluso antes de quedarte embarazada. Todos los meses añade una cantidad sin la que puedas vivir.

De esta forma, tendrás un recurso al que acudir si algún mes os encontráis más apretados a nivel financiero.

33. Comienza una lista de nombres

¿Ya sabes cómo se va a llamar tu bebé? Puedes crear una lista si no lo tienes claro.

mujer-escribiendo

Hay gente que clasifica la lista en niño o niña, mientras que otros prefieren optar por nombres neutros que sirvan para ambos sexos. Tienes a tu disposición nombres familiares, cotidianos, clásicos, modernos o nuevos, ¡en la imaginación está el límite!

 

34. Busca asociaciones de mamás

Busca asociaciones de mamás con las que puedas hablar y aprender de su experiencia. De esta forma, tu círculo de amistades también se ampliará y os encontraréis mejor.

Intercambiaréis experiencias y aprenderás un montón de cosas de otras personas.

35. Cursos de maternidad

Puedes realizar cursos de maternidad de forma online o presencial. Si quieres ser más discreta en el primer mes de embarazo opta por formación online. Más adelante podrás optar a la presencial, sobre todo cuando realices la preparación para el parto.

mujer-con-portatil

 

36. Dedícate tiempo

La mayoría de las mujeres están focalizadas en lo externo: su trabajo, su pareja, sus hijos… NO. Esto no debe ser así. También mereces dedicarte tiempo a ti misma. ¡Comienza a hacerlo!

37. Cómo te gustaría que fuera tu parto

Piensa cómo te gustaría que fuera el parto. Si te gustaría que fuera natural o mediante cesárea. Los médicos siempre recomiendan el parto natural, el vaginal, por ser el que está acostumbrado el cuerpo o preparado a nivel anatómico.

Si bien, en determinadas clínicas te permiten elegir cómo te gustaría que fuera. También puedes plantearte si quieres que te pongan la epidural para no sentir dolor o no.

38. Regálate un masaje

Puedes regalarte un masaje o un tratamiento facial. Comienza a mimarte y a dedicarte tiempo a ti misma. Por supuesto, sigue trabajando y con tus quehaceres cotidianos, pero mímate.

39. Accesorios para el bebé

En este momento no es necesario que compres las cosas del bebé. Siempre es mejor esperar al segundo, o al tercer trimestre, para estar segura de que todo evoluciona de forma adecuada.

Echa un vistazo a los precios por internet y hazte una idea de qué cosas vas a utilizar.

40. Haz una lista con los accesorios del bebé

Haz una lista con los productos que has visto en internet y que sabes que vas a necesitar. Por ejemplo, puedes crear un Excel y añadir el precio de cada uno. De esta forma, podrás ir ahorrando para comprar todas las cosas que vas a necesitar en un futuro próximo.

41. Prepara la canastilla

Sabemos que puede parecerte precipitado, pero siempre es bueno tener la canastilla preparada. La canastilla es el bolso que vas a llevar al hospital en el momento del parto.

ropa-y-cuna-de-bebé

En su interior puedes poner un cepillo de dientes, una crema facial, varias mudas de ropa interior, una pezonera por si el bebé no agarra bien el pezón… cosas que vas a necesitar tú como mamá.

Pasados unos meses puedes añadir cositas para el bebé: su ropita, su pañal, un chupete

 

42. Tómate una siesta

Ahora que vas a comenzar esta nueva etapa de tu vida es importante que comiences a descansar. Por ello, tómate una siesta cada día de 15 o 20 minutos. ¡Te sentirás mucho más descansada!

43. ¿Vas a darle el pecho o el biberón?

Plantéate esta pregunta, ya que es muy importante. Debes saber si desde el primer momento le vas ad ar el pecho o el biberón y por cuánto tiempo.

Los médicos aconsejan que el bebé tome la primera leche de la mamá ya que es el calostro y contiene muchísimos nutrientes.

La leche materna ayuda al bebé a reforzar su sistema inmunológico y a encontrarse más fuerte. De hecho, se encuentra más protegido frente a enfermedades y le ayuda en su desarrollo.

Con que se lo des durante 6 meses es suficiente, aunque hay movimientos que defienden la lactancia hasta que el niño es mayor.

pareja-con-zapatos-de-bebé

Estos son los 43 consejos que debes que tener en cuenta durante el Primer Trimestre de Embarazo. Recuerda que es un proceso muy bonito de crecimiento espiritual, no solo físico o de desarrollo de tu pequeño. Tú también te sentirás conectada a él.

No obstante, si tienes pareja recuerda conectarte también con ella. Soy dos en este proceso, no es único de ti y del bebé. Así que, cuidaros mutuamente durante este tiempo y después de dar a luz.

 

Te gusto el articulo?
Share on pinterest
Share on Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Raquel Graña

Raquel Graña

Raquel Graña. Psicóloga, sexóloga y coach educativa. Referente en relaciones afectivas saludables (con uno de los mayores canales de YouTube en este ámbito: Íntimas Conexiones)

Dejar un comentario